Exigen a rebeldes no reclutar niños

El vicepresidente de Colombia dijo que las FARC y el ELN están en deuda con la paz del pueblo colombiano.

|
El ELN no entra aún en diálogos de paz con el gobierno. (Reuters)
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp
Compartir noticia en twitter
Compartir noticia en facebook
Compartir noticia por whatsapp

Agencias
BOGOTÁ, Colombia.- Angelino Garzón, vicepresidente de Colombia, exigió hoy a las guerrillas de las FARC y del ELN que manifiesten públicamente que renuncian al secuestro, al reclutamiento de niños y al uso de minas antipersonas.

Garzón, en una declaración pública, calificó como positiva la decisión de las FARC de liberar a dos policías y un soldado, así como al ELN por entregar a tres ingenieros colombianos y dos peruanos, todos retenidos en enero pasado.

Sin embargo, el funcionario sostuvo que los dos grupos guerrilleros están en deuda con el derecho a la paz del pueblo colombiano, según publica Notimex.

Instó a "que la guerrilla de las FARC manifieste públicamente que no vuelve a secuestrar personas, ni a reclutar niños, niñas y adolescentes, ni colocar minas de la muerte como son las minas antipersonal y a cesar cualquier tipo de acción terrorista o de agresión a la población civil".

Al ELN, lo llamó a "poner en libertad inmediata y sin ningún tipo de condiciones al ciudadano canadiense y a los dos ciudadanos alemanes y que dejen hablar tanto de paz y demuestren más hechos de paz, como sería el dejar de secuestrar y cometer acciones terroristas contra el pueblo colombiano".

El Ejército de Liberación Nacional (ELN) es la segunda fuerza insurgente que opera en este país después de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pero aún no entra a diálogos de paz con el gobierno.

El ELN mantiene en su poder a un ingeniero canadiense secuestrado en enero pasado y a dos hermanos alemanes que disfrutaban de vacaciones en Colombia, pero que el grupo insurgente los acusa de hacer espionaje en sus territorios de influencia.

Garzón recordó a los dos grupos rebeldes que "la paz no es un favor ni del gobierno y menos de la guerrilla. Es un derecho que tiene la población a vivir en tranquilidad, en paz y con bienestar".

Cargando siguiente noticia