20 de Junio de 2018

Mundo

Felicidades a los perros callejeros... ¡hoy es su día!

La celebración tiene su origen en Chile; el objetivo no es protestar, sino alimentar por voluntad propia a los canes.

El Día del Perro Callejero está inspirado en un perro sordo llamado Pelusa, que casi toda su vida fue callejero hasta que lo auxiliaron. (milagroscaninos.org)
El Día del Perro Callejero está inspirado en un perro sordo llamado Pelusa, que casi toda su vida fue callejero hasta que lo auxiliaron. (milagroscaninos.org)
Compartir en Facebook Felicidades a los perros callejeros... ¡hoy es su día!Compartir en Twiiter Felicidades a los perros callejeros... ¡hoy es su día!

Glow Murata/Milenio
MÉXICO, D.F.- Hoy es Día del Perro Callejero. La historia de esta efeméride comenzó en Chile, por Ignacio Gac, un joven periodista alumno del Universidad de Santiago que en el 2009 propuso el 27 de julio como el Día internacional del perro callejero, con el propósito de fomentar la adopción y que al menos este día, las personas que así lo deseen salgan a las calles a alimentar a los canes que se encuentran abandonados o que nacieron en las aceras.

El fundador tuvo como propósito elegir el mes de julio, ya que durante esta época del año arrecian las lluvias que afectan más a estos animales, pues se exponen a enfermedades y mayor sufrimiento.

Gac propagó dicha iniciativa por América Latina a través de las redes sociales con la enmienda de que no se realizara a manera de protesta: “La idea es conmemorarlo, pero no con una marcha social ni estando detrás de un líder, sino saliendo a las calles de manera autónoma con comida, abrigo y agua para crear conciencia”, dijo el joven periodista a medios locales.

‘Peluso’, la inspiración 

En México, aunque no existía una efeméride como tal, se develó en el 2008 el Monumento al Perro Callejero, ubicado entre el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía y el Deportivo Vivanco en la Avenida de los Insurgentes. La estatua de bronce fue creada a iniciativa de diferentes asociaciones canófilas de la Ciudad de México, en particular entre ellas la asociación civil Milagros Caninos.

La obra busca crear consciencia entre la población mexicana y fue creada en honor a ‘Peluso’, un perro sordo que vivió toda su vida en la calle y que en la vejez fue adoptado por la asociación civil ‘Milagros caninos´
.
‘Peluso’ murió cinco días antes de que se levantara el monumento, pero permanece inmortalizado en dicha esfinge.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios