21 de Agosto de 2018

Mundo

Cada 30 horas matan a una mujer

El país resiente cada vez más el problema de los feminicidios; las autoridades endurecen penas contra este delito.

En los últimos meses, al menos 4 varones recibieron pena de cadena perpetua por haber matado a sus parejas y exparejas. Los feminicidios están 'a la orden del día': uno cada 30 horas. (canalweb.sanpedro.com.ar.)
En los últimos meses, al menos 4 varones recibieron pena de cadena perpetua por haber matado a sus parejas y exparejas. Los feminicidios están 'a la orden del día': uno cada 30 horas. (canalweb.sanpedro.com.ar.)
Compartir en Facebook Cada 30 horas matan a una mujerCompartir en Twiiter Cada 30 horas matan a una mujer

Agencias
BUENOS AIRES, Arg.- Niñas tiradas a la basura, mujeres arrojadas a las alcantarillas y adolescentes asesinadas por negarse a tener relaciones sexuales demuestran el drama de feminicidios en Argentina, país en el que cada 30 horas muere una mujer por razones de género.

El caso de Melina Romero, una joven de 17 años que terminó asesinada a golpes, reavivó aquí el debate sobre la violencia de género que permanece y que parece interminable pese al endurecimiento de las penas.

Gracias a la militancia de organizaciones sociales que denunciaron el incremento de los asesinatos de mujeres a manos de sus parejas o exparejas, el Congreso aprobó en 2012 reformas al Código Penal para agravar las sentencias por el delito de femicidio, incluso con cadena perpetua.

La primera condena a la pena máxima la recibió en junio pasado Francisco Andrés Quiroga, un hombre de 52 años que mató y descuartizó a María Rita Valdez, de 23, con quien tenía dos hijos.

Días más tarde, Juan Marcelo Schiaffino también tuvo que escuchar un fallo a cadena perpetua en su contra por haber matado a golpes a su novia Jessica Ocampo, durante una visita que ella le hizo mientras él estaba en prisión por otros delitos.

Según las estadísticas oficiales, en Argentina, 1,531 mujeres han muerto a manos de sus parejas o exparejas

Adrián Marcelo Vega, un guardia penitenciario, completa el trío de hombres condenados a perpetua, en su caso por haber matado a puñaladas a su esposa Andrea Viviana Ortiz, sin importarle que ella estuviera en el séptimo mes de embarazo de un hijo de ambos.

Las historias de violencia, sin embargo, no ceden, y de manera cotidiana conmocionan casos como el de Melina Romero, quien salió de su casa la noche del 23 de agosto para celebrar su cumpleaños en una discoteca, con sus amigos.

Nunca más volvió, y su cuerpo apareció un mes después tirado en bolsas de basura, de la misma manera en que fueron encontradas Candela Rodríguez, de 11 años, en agosto de 2011; Ángeles Rawson, de 16 años, en julio de 2013, y Araceli Ramos, de 19 años, en octubre de 2013.

La semana pasada, mientras la policía todavía buscada a Melina, otro caso estalló en los medios como un ejemplo más de la crueldad ejercida en contra de las mujeres.

Paola Acosta, de 36 años, fue encontrada muerta, tirada en una alcantarilla de la ciudad de Córdoba, pero al lado de su cadáver el o los asesinos dejaron viva a su bebé de un año, quien se recupera en un hospital de la hipotermia que sufrió al pasar horas a la intemperie.

La organización Casa del Encuentro comenzó a relevar hace siete años los casos de femicidios reportados por la prensa argentina, y es gracias a ese trabajo que se ha podido demostrar que esta es una tragedia social en alza.

Desde 2008 a la fecha, en Argentina han sido asesinadas por sus parejas o exparejas mil 531 mujeres, mientras muchas otras han sobrevivido a agresiones que las dejaron ciegas, quemadas, mutiladas y con heridas internas y externas muy difíciles de sanar.

(Información de Notimex)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios