20 de Julio de 2018

Mundo

La foto de la foto que engañó por años a historiadores

Tras la muerte de su hermano, John Potter decidió revelar que la imagen donde se ve el acorazado CSS Georgia es falsa.

Foto sin fecha suministrada por John Potter de una imagen que intrigó por años a los historiadores. (Agencias)
Foto sin fecha suministrada por John Potter de una imagen que intrigó por años a los historiadores. (Agencias)
Compartir en Facebook La foto de la foto que engañó por años a historiadoresCompartir en Twiiter La foto de la foto que engañó por años a historiadores

Agencias
SAVANNAH, Georgia.- Durante tres décadas, los historiadores estudiaron minuciosamente una vieja foto difusa y manchada, que parecía arrojar luz sobre uno de los grandes misterios de la Guerra Civil estadounidense.

Era una foto de otra foto, con un marco descascarado negro, con un aro dorado. En primer plano, a un costado, se observa un hombre de espaldas, con un abrigo y un sombrero de paja. En el centro, entre algunas manchas y lo que parece ser daño causado por el agua, hay un barco.

¿Mostraba la foto la única imagen fotográfica de que se tenga noticias del acorazado confederado CSS Georgia?

El barco de mil 200 toneladas, construido con vías de ferrocarriles para defender la costa de Georgia, no llegó a disparar un solo tiro. Fue hundido en diciembre de 1854, cuando las tropas del general William T. Sherman capturaron Savannah.

No sobrevivieron los planos del barco ni ilustraciones que ofreciesen detalles de la estructura. La foto hubiera confirmado muchos elementos del diseño si tan solo hubiera podido ser autenticada. Los archivos indican que un individuo llamado John Potter donó una copia de la foto a la Sociedad Histórica de Georgia en marzo de 1986.

El Cuerpo de Ingenieros del Ejército se embarcó este año en un proyecto de 14 millones de dólares que busca recuperar los restos del Georgia. En el marco de esa iniciativa, arqueólogos publicaron la imagen en la web y se escribieron artículos periodísticos sobre el tema, incluido uno de la Associated Press, en la esperanza de hallar la foto original.

Robert Holcombe, excurador del Museo Naval de la Guerra Civil, dijo a The Associated Press en febrero que, si bien era necesaria la foto original para confirmar la autenticidad, en su opinión la foto de la foto era real.

"La mayor parte de la gente piensa lo mismo", afirmó. "En todo caso, es una foto falsa muy buena".

Ahora, el individuo que tomó la foto de la foto hace tantos años, decidió resolver el misterio: la foto es falsa.

Obra de un jovencito que soñaba con trabajar en efectos especiales en Hollywood y que decidió probar sus aptitudes como fotógrafo.

La historia

Esto es lo que contó Potter hace 30 años:

Siendo adolescente en su Savannah natal, Potter encontró la foto de un barco en una venta de entrecasa. En el reverso del marco se leía la inscripción "CSS Georgia". Dado que no tenía dinero para comprarla, le tomó una foto y la envió por correo a asociaciones históricas de Savannah.

Esto es la nueva versión, que Potter dio en exclusiva a la AP:

Potter, su hermano Jeffrey y un amigo filmaron un corto de 8 mm sobre el CSS Georgia, para lo cual construyeron un modelo de poco más de medio metro (dos pies).

En determinado momento, Potter quiso ver si tenía aptitudes para trabajar en efectos especiales en Hollywood.

Su hermano menor se puso un abrigo y un sombrero de paja y Potter lo fotografió en un pantano, con una caña de pescar. Luego le tomó una foto al modelo del barco que habían construido. Pegó la imagen del barco a la foto de su hermano y empleó polvo y pegamento para envejecerla.

Acto seguido envió la foto a organizaciones históricas, desatando la búsqueda de la foto original del Georgia que jamás existió.

'No quería llevarme esto a la tumba'

El marco negro con un borde dorado que alguna vez tuvo la foto en cuestión contiene hoy una foto de Puggy Van Dug, el finado perrito de Potter.

Potter tiene hoy 50 años y vive solo en una atestada casa de una planta en las montañas de Carolina del Norte. No le fue bien en el campo de los efectos especiales.

Llegó a ser dueño de un anticuario en Savannah y aportó decorados para cintas que se filmaban en la zona. Estuvo a cargo de un faro y de un museo en la vecina Tybee Island. Frecuentaba el bar Pabst Blue Ribbon de Huc-a-Poos, donde cuelga una foto falsa suya, supuestamente tomada al ser detenido por la policía.

"Potter está totalmente loco", comentó Eric Thomas, el propietario del bar. "Pero es un tipo encantador".

Luego de la muerte de su padre en el 2011, Potter y su hermano Jeffrey se mudaron a Carolina del Norte.

El mes pasado Jeffrey, el único otro que sabía el secreto de la foto, se suicidó a los 48 años de edad.

Potter asegura que se había olvidado de la foto y que no estaba al tanto del revuelo que había causado hasta que visitó recientemente un portal del Cuerpo de Ingenieros.

Al principio decidió seguir con la broma. Pero tras la muerte de su hermano contactó a la AP para contar la verdadera historia.

"No estoy bien de salud. No quería morirme y llevarme esto a la tumba", declaró.

Potter afirma que nunca ganó un centavo con su farsa.

"No fue mi intención lastimar ni hacer quedar mal a nadie, me encanta la historia", expresó. "Pero todo esto deja enseñanzas: Debes hacer las tareas".

Foto original

¿Estará diciendo la verdad Potter ahora?

Le entregó a la AP la cinta de 8 mm junto con viejas fotos. En una aparecía un joven que dijo era su hermano en un pantano, con un abrigo, un sombrero de paja y una caña de pescar, como la imagen de la foto en cuestión. En otra aparece el mismo muchacho con el modelo del barco.

Potter dice que la foto original fue destruida hace mucho tiempo, cuando trató de sacarla del marco.

Después de la muerte de su hermano, Potter le dijo a Thomas sobre la farsa y el dueño del bar sospecha que Potter puede tener en su poder la foto original.

"Le dije, `¿qué vas a hacer con ella?'. Y me respondió, `¿con qué?'", relata Thomas. "'Con la foto', le dije, y él respondió: `La voy a vender'".

Queda flotando en el ambiente la sensación de que Potter puede estar metiendo otro cuento.

Pero Potter lo descartó, diciendo que sería "demasiado loco".

"Son tonterías que se dicen", añadió.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios