21 de Junio de 2018

Mundo

Francia prohíbe consumo de tabaco en áreas públicas

Ministerio de Salud combate al tabaquismo con restricciones a fumadores y aumento de precio de las cajetillas.

Muchas zonas públicas como parques y playas, además de los campus universitarios, son áreas libres de tabaco. (Javier Doren/Flickr)
Muchas zonas públicas como parques y playas, además de los campus universitarios, son áreas libres de tabaco. (Javier Doren/Flickr)
Compartir en Facebook Francia prohíbe consumo de tabaco en áreas públicasCompartir en Twiiter Francia prohíbe consumo de tabaco en áreas públicas

Agencias.
PARIS, Francia.- Las áreas públicas, así como los campus universitarios, pronto podrían ser incluidos en una rigurosa "zona de exclusión" para el cigarrillo en Francia.

La ministra de Salud Marisol Touraine tiene intención de llevar a cabo una auténtica batalla contra el tabaco, razón por la que propone la creación de un logo para recordar los riesgos del cigarrillo entre las mujeres embarazadas y abrir cursos para ayudar a los jóvenes de dejar de fumar.

La política francesa sostiene que "es necesario movilizarse todos contra el tabaco", y para ello creará un cerco para incrementar el número de lugares donde está prohibido fumar, declaró en una entrevista al Journal du Dimanche. 

Desde 2007 opera en Francia una ley que prohíbe el cigarrillo el numerosos lugares públicos, como escuelas y oficinas, restaurantes, hoteles, discotecas y vehículos públicos. En este país cada año mueren unas 73.000 personas por causas relacionadas con el tabaco.

"¿Acaso es normal que madres, padres y niñeras fumen en los jardines donde juegan los niños? No lo creo. Recordemos que el tabaco mata", afirmó Touraine. 

Ahora existen en Francia algunas playas con exclusión de fumar: la primera en exponer el cartel "playa sin cigarrillo" fue la Plage du Centenaire de Niza, en el 2012.

En la ciudad de la Costa Azul, desde fines de junio del año en curso, la administración municipal prohibió el cigarrillo, lo mismo pasó en Cannes, en La Ciotat (cerca de Marsella) y en Saint-Malo (Bretaña).

La medida se vio reforzada con el incremento de precio en un paquete de cigarrillos rubios, que ahora tiene 20 centavos más en Francia.

Sin embargo, los que no pueden abandonar el hábito del tabaco viajan a Bélgica, pues el costo del paquete de cigarrillos ronda en Francia los 6,5 euros, mientras que a los belgos les sale en apenas cinco euros.

Al respecto la ministra de Salud no niega que hubiera deseado un mayor aumento de los precios, pero "la política antitabaco no se puede reducir a una política fiscal", enfatizó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios