18 de Noviembre de 2018

Mundo

Barack Obama y Raúl Castro se dan la mano

El presidente Barack Obama saludó de mano al mandatario Raúl Castro; la multitud abucheó al actual presidente sudafricano Jacob Zuma.

La presidente de Brasil, Dilma Rousseff, atestigua el saludo de mano del presidente de EU, Barack Obama, hacia Raúl Castro, de Cuba. (Agencias)
La presidente de Brasil, Dilma Rousseff, atestigua el saludo de mano del presidente de EU, Barack Obama, hacia Raúl Castro, de Cuba. (Agencias)
Compartir en Facebook Barack Obama y Raúl Castro se dan la manoCompartir en Twiiter Barack Obama y Raúl Castro se dan la mano

Agencias
JOHANNESBURGO, Sudáfrica.- Barack Obama, presidente de Estados Unidos, y Raúl Castro, mandatario cubano, se dieron la mano al encontrarse en el Estadio FNB, en Sudáfrica, durante el homenaje al extinto líder mundial Nelson Mandela y la ceremonia funeraria.

La ceremonia luctuosa del líder africano puede verla en imágenes aquí: http://sipse.com/fotogalerias/el-mundo-se-despide-de-mandela-417.html

El saludo de los presidentes de Estados Unidos y Cuba es un raro gesto de aproximación entre los líderes de dos países enemistados desde hace más de medio siglo, informa Milenio.

Con el mensaje de reconciliación de Mandela marcando el tono de la ceremonia, Castro sonrió cuando Obama le estrechó la mano al dirigirse al podio para pronunciar un discurso en honor del expresidente sudafricano y ganador del premio Nobel de la Paz, muerto el jueves a los 95 años.

Obama también estrechó la mano de la presidenta brasileña Dilma Rousseff, quien ha chocado con Obama por las supuestas actividades de espionaje de la NSA.

Apertura del evento

La ceremonia comenzó con el himno nacional sudafricano a las 11.58 hora local (09.58 GMT), con una hora de retraso debido al gran número de mandatarios que han querido despedirse de Mandela.

Tras un oficio interreligioso, con representantes judíos, hindú, musulmán y cristiano, como Mandela quiso, llegaron las alocuciones de uno de sus excompañeros en la cárcel de Robber Island y de varios de sus nietos.

Después, Ban Ki-moon tomó la palabra para destacar que Mandela "fue más que un gran líder de su país, fue una de las grandes enseñanzas de la Historia, alguien que predicó con su ejemplo"

El secretario general de la ONU destacó la capacidad de perdonar de Mandela: "Era enemigo de la injusticia, no de las personas. Odiaba el odio, no a la gente".

Discurso de Obama

En su discurso, Obama reprendió a los líderes que expresaron solidaridad con la lucha de Mandela contra la opresión, pero no toleran la libertad en sus propios países.

"Hay muchos de nosotros que alegremente abrazamos el legado de reconciliación racial de Madiba, pero resistimos apasionadamente incluso reformas modestas que podrían desafiar la pobreza crónica y la creciente desigualdad", dijo Obama usando el nombre tribal de Mandela.

"Hay demasiados líderes que declaran solidaridad con la lucha por la libertad de Madiba, pero no toleran el disenso de su propio pueblo", agregó.

El presidente norteamericano reseñó la influencia de Mandela en su propia vida y reveló que siempre se pregunta si ha sabido aplicar las lecciones del líder sudafricano a sí mismo como hombre y como presidente, publica The Associated Press.

Al destacar a Mandela como un hombre práctico pero inflexible en cuanto a sus principios, dijo que el mundo lo amaba y sigue aprendiendo de su ejemplo justamente porque reconocía sus imperfecciones. "No era un busto de mármol. Era un hombre de carne y hueso", afirmó el mandatario estadunidense.

Las relaciones entre Cuba y Estados Unidos están congeladas desde poco después de la revolución liderada en 1959 por Fidel Castro, el hermano de Raúl. Washington ha mantenido sanciones económicas sobre la isla de gobierno comunista por más de medio siglo.

Discurso de Castro

El presidente de Cuba, Raúl Castro, ensalzó hoy a Nelson Mandela como "un ejemplo insuperable para América Latina y el Caribe", que a su juicio "avanzan hacia la unidad y la integración".

"La Humanidad no podrá responder a sus colosales desafíos ni a su propia existencia sin una concentración de esfuerzos entre todas las naciones" como la que promulgó Mandela, dijo Castro en el oficio religioso oficial que se celebró en el estadio FNB de Johannesburgo.

Mandela fue "símbolo supremo" de la "lucha revolucionaria" y un "profeta de la unidad y de la reconciliación", que supo dirigir a su pueblo "en la batalla contra el 'apartheid' y en el camino hacia una nueva nación", añadió.

Gracias a él, Sudáfrica "superó la esclavitud y la segregación racial", aseguró.

Según Castro, "Cuba tiene sangre africana", porque también luchó "por la libertad y por el fin de la esclavitud", por lo que "el pueblo cubano ocupa lugar especial en el corazón de los pueblos de África".

Abuchea al presidente Zuma

Miles de personas bailaron y cantaron durante horas bajo la lluvia que bañó el estadio Soccer City de Johannesburgo, donde Mandela fue recibido tras salir de la prisión en 1990 y hasta donde llegaron el martes unas 90 personalidades de todo el mundo para rendir tributo a Mandela.

La multitud emitió un fuerte rugido cuando Obama tomó su asiento y abucheó al presidente sudafricano Jacob Zuma.

El líder de Zimbabue Robert Mugabe también fue recibido con un cálido aplauso.

El funeral coincide con el Día de los Derechos Humanos y es el acto central de una semana de duelo en honor del estadista admirado a nivel mundial.

Pese al mal tiempo, el ambiente en el estadio era de alegría y celebración, parecido al que hubo durante la inauguración del Mundial de 2010 que enfrentó a Sudáfrica y México.

Blancos y negros con banderas bailaban, tocaban "vuvuzelas" y cantaban himnos de la larga lucha contra el apartheid.

"Estuve aquí en 1990 cuando Mandela fue liberado y estoy aquí de nuevo para decirle adiós", dijo Beauty Pule, de 51 años.

"Estoy segura de que Mandela estaba orgulloso de la Sudáfrica que ayudó a crear. No es perfecta, pero nadie es perfecto, y hemos hecho grandes logros", agregó.

Símbolo de reconociliación

La ceremonia rindió homenaje a un símbolo global de integridad y reconciliación, confirmándolo como una de las figuras clave del siglo XX.

El hecho de que entre los líderes visitantes figuren algunos de países aún enemistados como Cuba y Estados Unidos agregó relevancia al homenaje.

Mugabe y el exprimer ministro británico Tony Blair también acudieron. Blair ha dicho que Mugabe es un dictador que debería ser derrocado. Mugabe ha llamado a Blair imperialista y una vez le dijo "vete al infierno".

Pero los antagonismos fueron dejados a un lado el martes para recordar la vida de quien puso su fe en la reconciliación en práctica para unir con éxito a una nación multirracial.

"Lo que él hizo en vida, eso es lo que está haciendo en su muerte, está uniendo a gente de todas las condiciones, de diferentes opiniones, creencias políticas, religiones", dijo Zelda la Grange, ex asistente personal de Mandela, a Reuters.

'Legado inmortal'

Las autoridades sudafricanas habían dicho inicialmente que el presidente iraní, Hassan Rouhani, asistiría al homenaje, planteando la posibilidad de una primera reunión cara a cara con Obama. Pero el nombre de Rouhani no estaba en la lista oficial de participantes.

Entre las figuras públicas presente figura la presentadora de televisión de Estados Unidos Oprah Winfrey, los cantantes Peter Gabriel y Bono, la supermodelo Naomi Campbell y el empresario Richard Branson.

Enormes pantallas en otros tres estadios y en un centro comercial de Johannesburgo, la ciudad más grande de Sudáfrica, retransmitieron la ceremonia a cientos de miles de personas. Otros la seguirán en todo el país en televisión.

Una enorme operación de seguridad fue desplegado. La policía prohibió que los vehículos particulares se acercaran al estadio Soccer City y pidió a los ciudadanos que viajen hasta el recinto en transporte público.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también habló y describió a Mandela como una luz de justicia, igualdad y derechos humanos a la que hay que seguir para crear un mundo mejor.

"La gente de Sudáfrica y de todo el mundo ha perdido a un héroe", dijo el lunes Ban en un homenaje en Johannesburgo. "Su legado es profundo, inmortal y continuará guiando el trabajo de Naciones Unidas". 

 Cyril Ramaphosa, vicepresidente del gubernamental Congreso Nacional Africano (CNA), dio por terminada la ceremonia tras la intervención del arzobispo emérito de Ciudad del Cabo, Desmond Tutu, quien ensalzó la vida del "extraordinario icono" que fue Mandela.

El acto duró unas cuatro horas de gran emoción.

Más despedidas

Los actos de despedida de Mandela continuarán del miércoles al viernes en Pretoria, por cuyas calles desfilará el féretro del expresidente durante esos días, informa Efe.

También en la capital, en la sede del Gobierno y en esas mismas jornadas, estará instalada la capilla ardiente. 

El funeral de Estado tendrá lugar el próximo domingo 15 de diciembre en la localidad de Qunu, en el sureste de Sudáfrica, donde creció Mandela y había pedido ser enterrado.

En el caso de Obama, compartió el viaje de 16 horas desde Washington con la primera dama Michelle Obama, el ex presidente George W. Bush y su esposa Laura y la ex secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton. Los ex presidentes Jimmy Carter y Bill Clinton también asistieron a la ceremonia.

(Con información de Milenio, The Associated Press y Efe)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios