16 de Noviembre de 2018

Mundo

Gana Sánchez Cerén elecciones, pero falta segunda vuelta

Según datos preliminares el vicepresidente oficialista se impuso a Norman Quijano, sin embargo no le alcanzó la mayoría directa para evitar otra ronda.

Salvador Sánchez Cerén volverá a enfrentarse a Norman Quijano en las elecciones del 9 de marzo. (EFE)
Salvador Sánchez Cerén volverá a enfrentarse a Norman Quijano en las elecciones del 9 de marzo. (EFE)
Compartir en Facebook Gana Sánchez Cerén elecciones, pero falta segunda vueltaCompartir en Twiiter Gana Sánchez Cerén elecciones, pero falta segunda vuelta

Agencias
SAN SALVADOR, El Salvador.- El candidato oficialista, Salvador Sánchez Cerén proclamó anoche su triunfo en las elecciones en El Salvador, pero reconoció que los datos oficiales preliminares le obligan a ir a una segunda vuelta con el opositor Norman Quijano.

Los miembros del gobernante Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) están “felices, victoriosos”, porque los salvadoreños “nos dieron el triunfo en primera vuelta”, manifestó Sánchez Cerén en un acto con dirigentes y activistas de su partido.

Sanchez Cerén obtenía 48.94% de los sufragios y Quijano 38.98% según el recuento de 75% de votos, informó el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

“Hemos pasado a una segunda vuelta, y el haber pasado es una muestra de que sí se puede ganar”, dijo a su vez Quijano ante decenas de simpatizantes. La segunda vuelta está marcada para el 9 de marzo.

De 69 años, Sanchez Cerén es el candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la ex guerrilla convertida en partido político que llevó al poder en 2009 al presidente saliente Mauricio Funes.

Guerrillero histórico

El candidato oficialista sería el primer guerrillero electo por el voto popular en El Salvador y el tercero en América Latina detrás del presidente de Uruguay, José Mujica y de la de Brasil, Dilma Rousseff.

Fue uno de los comandantes de la guerrilla del FMLN en la guerra civil que duró 12 años y concluyó en 1992 con un saldo unos 75 mil  muertos. Desangrado por la guerra civil pocos años atrás, El Salvador es hoy uno de los países más violentos del mundo con una elevado índice de criminalidad urbana. A la vez, su economía está debilitada por un magro crecimiento que ha condenado a la emigración a buena parte de su población.

Sánchez Cerén prometió ayer formar “un gobierno abierto con la participación de diferentes sectores” y mantener las políticas sociales del presidente Funes.

Restaurada la paz, El Salvador tuvo cuatro elecciones generales; tres de ellas ganadas por ARENA, la alianza derechista que tiene como candidato a Quijano y que era el enemigo del FMLN en la guerra civil. Quijano, odontólogo de 67 años, propuso trabajar para conseguir “más seguridad y más empleo” y, en especial, convertir al país en una nación “libre de maras (pandillas)”.

Para enfrentar el problema, Sánchez Cerén propone programas de reinserción a la sociedad; mientras que Quijano, que acusa al gobierno del FMLN de haber “pactado” la tregua con las pandillas, prometió “mano dura”.

El exdirector de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), Juan Vidal, advierte sobre la necesidad de que el nuevo presidente busque “un pacto nacional de consenso” para afrontar los problemas del país.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios