19 de Noviembre de 2018

Mundo

Gibraltar enfrenta a España y Gran Bretaña

Londres evalúa sanciones legales por los controles que Madrid impone en la zona, que asegura que no renunciará a ellas.

El comportamiento de España es 'infame', a juicio del Reino Unido. (EFE)
El comportamiento de España es 'infame', a juicio del Reino Unido. (EFE)
Compartir en Facebook Gibraltar enfrenta a España y Gran BretañaCompartir en Twiiter Gibraltar enfrenta a España y Gran Bretaña

Agencias
MADRID, España- La tensión entre Gran Bretaña y España por el Peñón de Gibraltar sigue en aumento, con amenazas de Londres de iniciar una acción legal contra Madrid y la afirmación española de que "no renunciará" a controles fronterizos con la colonia británica.

El gobierno británico está evaluando la opción de una sanción legal contra España por la imposición de controles adicionales en la frontera con Inglaterra., de acuerdo con Ansa Latina

"El primer ministro -agregó- está claramente decepcionado por el hecho de que España no removió los controles adicionales en la frontera en el fin de semana. Ahora estamos considerando qué tipo de acción legal es posible para nosotros".

"Sería un paso sin precedentes -agregó- y por lo tanto queremos considerarlo con atención antes de tomar una decisión con la que proceder".

Por su parte el ministerio de Exteriores español respondió a Londres afirmando que España "no renunciará" a los controles de frontera con el territorio británico de Gibraltar.

El gobierno de Reino Unido pide a España "sacar las manos del Peñón"

"Lo que estamos diciendo es que las medidas, nuestros controles, son legales. Estamos obligados a hacerlo por Schengen", agregó.

Gibraltar, como el Reino Unido, no pertenece al espacio europeo de libre circulación establecido en los acuerdos de Schengen. "No renunciaremos a los controles", dijo el vocero del ministerio.

Por su parte el alcalde de Londres, Boris Johnson, atacó al gobierno español en el Daily Telegraph, pidiéndole "sacar las manos del Peñón", tras la tensión de los últimos días.

Johnson definió el comportamiento de Madrid como una "infamia" y llegó a decir que debía usarse el mismo espíritu que mostró (la ex premier ya fallecida) Margaret Thatcher contra la Argentina en tiempos de la Guerra de Malvinas (1982).

El alcalde afirmó también que la expedición de la Royal Navy para ejercicios en el Mediterráneo, que prevé una escala en Gibraltar, debe dar cierta señal a las autoridades españolas sobre la determinación británica "de defender su colonia".

Esta mañana zarpó de Portsmouth, en el sur de Inglaterra, el portaaviones británico Illustrious, y mañana partirá la fragata HMS Westminster, con escala prevista en Gibraltar.

El ministerio de Defensa británico reiteró que la escala había sido programada hace mucho, en el marco de un ejercicio naval que involucrará a otras embarcaciones de la Armada británica. El gobierno de Madrid fue advertido y dio su consentimiento.

La nave patrulla de la Armada española Centinela se unirá en los próximos días a la flota británica que hará escala en Gibraltar, informó el ministerio de Defensa español.

El Centinela, con base en Ferrol (Galicia), se sumará a la flota británica a mediados de la semana: se trata de un ejercicio "de rutina" y "habitual", agregó un vocero del ministerio.

Mañana saldrán de Portsmouth también la fragata Montrose y otras unidades navales, que tras Gibraltar seguirán rumbo a Malta, el Adriático y el Golfo Pérsico.

Viajes entre polémicas

Tanto el premier español Mariano Rajoy como el ministro de Defensa, Pedro Moranes, quitaron dramatismo al significado político de la presencia de la flota británica en Gibraltar en plena crisis hispano-británica por el Peñón. 

Por su parte el ministerio de Agricultura español adoptó una medida por la cual se darán ayudas al sector de la pesca: hasta 30,000 euros para una de las empresas que operan en los puertos de Algeciras y la Línea de la Concepción, dañadas por la decisión del Peñón de construir en el mar una barrera de bloques de cemento en las aguas disputadas con España.

Por su parte, si bien el premier británico David Cameron amenaza con sanciones legales, no renunció nunca a sus vacaciones en España, con una visita a Granada y dos estadías en Ibiza en 2011 y 2012.

Su último viaje a Ibiza fue entre polémicas, porque el premier olvidó su pasaporte en Downing Street, pero además llevó a la familia a la isla en un momento de alarma por terrorismo y en medio de una crisis que afecta con fuerza a las familias británicas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios