13 de Diciembre de 2017

Mundo

 / Grecia

Ancianos, primeras víctimas de la crisis en Grecia

Cientos de angustiados ancianos acudieron a las sucursales bancarias cerradas con la esperanza de cobrar su mensualidad.

Un grupo d eancianos, que suele cobrar sus pensiones a final de mes, hacen cola ante una sucursal bancaria cerrada en Atenas, el 29 de junio de 2015. (Foto AP/Petros Giannakouris)
Un grupo d eancianos, que suele cobrar sus pensiones a final de mes, hacen cola ante una sucursal bancaria cerrada en Atenas, el 29 de junio de 2015. (Foto AP/Petros Giannakouris)
Compartir en Facebook Ancianos, primeras víctimas de la crisis en GreciaCompartir en Twiiter Ancianos, primeras víctimas de la crisis en Grecia

Agencias
ATENAS, Grecia.- Angustiados jubilados griegos acudieron el lunes a las sucursales bancarias cerradas con la esperanza de cobrar sus pensiones mientras largas filas se formaban en las cajas automáticas tras la imposición de estrictos límites a la cantidad de dinero que puede retirarse de las cuentas bancarias, según informó Associated Press.

Los bancos y la bolsa de valores griega estarán cerrados toda la semana tras la sorpresiva convocatoria del primer ministro Alexis Tsipras a un referendo el próximo domingo para aceptar o rechazar las propuestas de los acreedores a Grecia, que crecientemente se ve como una votación sobre la permanencia del país en la Unión Europea.

La consulta está prevista para el próximo domingo y el ejecutivo aboga por que el electorado vote en contra de estas medidas.

La sensación de intranquilidad era evidente en la cantidad de jubilados que hacía fila en sucursales bancarias con la esperanza de que se abrieran. Muchos ancianos griegos no cuentan con tarjetas que les permitan hacer retiros y deben hacerlos personalmente en las cajas, por lo que se les cerró totalmente el acceso al dinero. Una de las medidas más duras es el límite diario de 60 euros (67 dólares) a retiros en cajas automáticas.

"Llegué aquí a las 4 de la mañana porque necesito mi pensión", dijo Anastasios Gevelidis, de 74 años, una de las 100 personas que esperaba afuera de la sucursal del Banco Nacional en Tesalónica, la segunda ciudad más importante del país.

"No tengo tarjeta, no sé qué va a pasar, ni siquiera tenemos dinero para comprar pan", dijo. "Nadie sabe nada. Un empleado del banco vino a las 8 de la mañana y nos dijo `no recibirán dinero', pero supimos que hay 70 sucursales que están abiertas".

El Ministerio de Finanzas dijo que la forma en que se cubrirán las pensiones se dará a conocer el lunes por la tarde.

El viceministro de Estado, Terence Quick, dijo que se harán arreglos especiales para el pago de pensiones y que estas se pagarán en su totalidad ya que muchos jubilados no tienen tarjetas.

"El límite de retiro no es suficiente ni para cubrir necesidades básicas. ¿Qué puedo hacer con 60 euros? Sólo a la farmacia le debo 150 euros", agregó Gevelidis.

Los controles de capital tienen el objetivo de detener la retirada de fondos de los bancos griegos y presionar a los acreedores internacionales para que realicen concesiones antes del vencimiento del programa de rescate el martes.

Una vez que expire el plazo del programa Grecia no podrá acceder a los siete mil 200 millones de euros restantes de su rescate, y es poco probable que pueda hacer frente a un plazo de mil 600 millones de euros de la deuda contraída con el Fondo Monetario Internacional ese mismo día.

El empeoramiento de la crisis ha sembrado de dudas el futuro financiero de Grecia y su pertenencia al bloque de 19 naciones que conforman el euro - e incluso a la Unión Europea.

Las bolsas de Asia se hundieron en su apertura el lunes, con los índices de Tokio, Hong Kong y Sydney perdiendo más de un 2 %. Los precios del petróleo y el euro también cayeron. La Bolsa de Atenas permaneció cerrada.

Los inversores temen que Grecia abandone el auto y deje de pagar sus deudas, que tienen un importe de 30 mil millones de euros, lo que podría afectar la recuperación de la economía mundial y generaría dudas acerca de la viabilidad del euro a largo plazo.

Durante la noche se formaron enormes filas en gasolineras, con los preocupados conductores tratando de llenar sus depósitos y pagar las copras con tarjetas de crédito mientras sigan siendo aceptadas.

Aunque las transacciones con tarjetas de crédito y efectivo no se han limitado, en la práctica, la mayoría de minoristas no aceptaban compras con tarjeta en la mañana del lunes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios