19 de Noviembre de 2018

Mundo

Mal cardiaco salva de tribunal a expresidente de Pakistán

Pervez Musharraf, de 70 años, quien puede ser ejecutado debido a uno de tres procesos penales pendientes, fue hospitalizado este jueves.

Fuerzas de la Armada de Pakistán montan guardia a las afueras del Instituto de Cardiología, a donde el expresidente Pervez Musharraf fue trasladado. (Agencias)
Fuerzas de la Armada de Pakistán montan guardia a las afueras del Instituto de Cardiología, a donde el expresidente Pervez Musharraf fue trasladado. (Agencias)
Compartir en Facebook Mal cardiaco <i>salva</i> de tribunal a expresidente de Pakistán Compartir en Twiiter Mal cardiaco <i>salva</i> de tribunal a expresidente de Pakistán

Agencias
ISLAMABAD, Pakistán.- El expresidente pakistaní Pervez Musharraf fue llevado este jueves a un hospital por un "problema cardiaco" que sufrió cuando se dirigía a un tribunal en su caso de alta traición, dijeron sus abogados y la policía.

Este desvío imprevisto en el trayecto es el drama más reciente en los problemas jurídicos que afronta el exjefe del Ejército desde que en marzo regresó al país en un intento por ser candidato en las elecciones, informa The Associated Press.

Fue también la tercera ocasión que el exgobernante militar no comparece dentro del proceso en su contra. En lugar de un repunte político, Musharraf ha afrontado diversos casos jurídicos relacionados con su proceder cuando estuvo al frente del país.

Pena de muerte 

Sin embargo, el caso de alta traición es el más grave en su contra y podría resultar en la pena de muerte si se le declara culpable, una fuerte caída para Musharraf, de 70 años, en un país donde los principales generales suelen estar por encima de la ley.

Musharraf impuso en noviembre de 2007 el estado de emergencia en el país, suspendió la Constitución y el Parlamento, y ordenó la detención de 60 jueces, hechos que según el ministerio del Interior suponen traición de acuerdo con el artículo 6 de la Carta Magna paquistaní, informa Efe.

El subinspector Jan Mohammed dijo que Musharraf fue trasladado al Instituto de Cardiología de las Fuerzas Armadas en la ciudad cercana de Rawalpindi, debido a que se sintió mal cuando se le llevaba de su casa en los suburbios de Islamabad a la Biblioteca Nacional, donde se están llevando a cabo las audiencias por alta traición.

Uno de los abogados de Musharraf, Jalid Ranjha, dijo que el exgobernante sufrió un "problema cardiaco" y tuvo que ir al hospital en lugar de dirigirse al tribunal.

No se sabía públicamente que Musharraf, nadador activo y excomando del ejército, tuviera problemas cardiacos.

La audiencia de este jueves fue la tercera de tres en el caso de alta traición a la que Musharraf no asiste en dos semanas. No acudió a las dos previas, incluida una el miércoles por el hallazgo de una bomba.

Sin embargo, el juez había ordenado que Musharraf compareciera el jueves, lo que preparaba el terreno para un posible enfrentamiento con quien alguna vez fue el hombre más poderoso en el país.

En un principio sus abogados dijeron que el exmandatario probablemente comparecería, pero después afirmaron que se le llevó al hospital.

Nervios fuertes

"Pervez Musharraf es un hombre de nervios fuertes, pero sintió dolor en el pecho y los médicos lo examinan", dijo el abogado Ranjha.

Musharraf se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos y no ha trascendido su estado actual, según las fuentes.

La fiscalía busca que el exgobernante sea arrestado si no comparece personalmente a las audiencias en el caso de alta traición.

Horas después, el juez principal de los tres que integran un panel decidió dispensar a Musharrraf de la audiencia del día debido a los problemas de salud del exgobernante y aplazó el caso para el lunes.

Ascenso y derrumbe

Musharraf llegó al poder el 12 de octubre de 1999 tras dar un golpe de Estado contra el entonces primer ministro Nawaz Sharif, quien ganó las elecciones en mayo pasado y es de nuevo jefe de Gobierno de Pakistán.

Tras abandonar la jefatura del Ejército en 2007, el exgeneral quiso convertirse en presidente civil del país, pero su régimen se derrumbó fruto de la presión de algunos sectores políticos y, sobre todo, de la judicatura.

Musharraf, el único de los cuatro dictadores militares de Pakistán que ha sido acusado formalmente en un tribunal y arrestado, regresó a Pakistán en marzo tras un autoexilio de cuatro años para participar en las elecciones. 

(Con información de The Associated Press y Efe)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios