25 de Septiembre de 2018

Mundo

Argentina se paralizará este martes

Los trenes, colectivos y aviones suspenderán labores en reclamo a un nuevo impuesto del gobierno.

Durante el paro no funcionarán los colectivos ni líneas del subterráneo (metro), entre otros servicios de transporte de corta, media y larga distancia. (EFE)
Durante el paro no funcionarán los colectivos ni líneas del subterráneo (metro), entre otros servicios de transporte de corta, media y larga distancia. (EFE)
Compartir en Facebook Argentina se paralizará este martesCompartir en Twiiter Argentina se paralizará este martes

EFE
BUENOS AIRES, Argentina.- El Gobierno argentino se prepara para enfrentar el martes una huelga general que, impulsada por los gremios del transporte, paralizará por 24 horas los servicios de trenes, colectivos y aviones, en protesta por el impuesto a las ganancias aplicado a los salarios de los trabajadores.

La huelga fue convocada por los gremios aglutinados en la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte, que buscan "hacer comprender" al Gobierno "que tiene que sentarse en una mesa de conversaciones", según el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández.

Según puntualizaron hoy desde la UTA, por el paro no funcionarán los colectivos ni líneas del subterráneo (metro), entre otros servicios de transporte de corta, media y larga distancia.

El martes se prevé también la paralización del servicio aéreo, por lo que muchos vuelos que partían ese día fueron reprogramados, y tampoco funcionarán los trenes.

El paro es respaldado por distintas centrales obreras del país, entre ellas el sector opositor al Gobierno de la Confederación General del Trabajo (CGT), encabezado por Hugo Moyano, y la Central de los Trabajadores de la Argentina (CTA), liderada por Pablo Micheli.

Según Moyano, quien es férreo opositor al Gobierno de Cristina Fernández, aunque el principal reclamo sea por el impuesto a las ganancias aplicado al salario de los trabajadores, también se demandará un aumento a la pensión de los jubilados y protestarán contra la inseguridad y la inflación.

Movilizaciones

En tanto el ala oficialista de la CGT, liderada por el metalúrgico Antonio Caló, señaló que "no se duda de la legitimidad del reclamo por el impuesto a las ganancias" pero afirmó que en su agenda, la prioridad es defender los actuales puestos de trabajo y combatir el empleo no registrado.

La izquierda también se unirá al paro del martes, pero anunció que prepara una "participación independiente" de los demás gremios, con piquetes y movilizaciones.

"El paro es justo, porque el impuesto al salario alcanza cada día a más trabajadores, pero no puede ser el único reclamo", sostuvo el diputado bonaerense del Frente de Izquierda Christian Castillo.

"La mitad de los empleados en Argentina gana menos de 5,500 pesos (624 dólares), y el 80 % de los jubilados percibe 3,822 pesos (434 dólares) con el último aumento", indicó el sábado en un comunicado.

El próximo martes tampoco abrirán los bancos, según confirmó Sergio Palazzo, titular de la Asociación Bancaria en el país, quien reclamó "una profunda modificación tributaria" en Argentina.

Posible discusión

Los trabajadores argentinos demandan un alza del mínimo no imponible, es decir el piso salarial a partir del que empieza a aplicarse el impuesto a las ganancias que, actualmente, se encuentra en los 15,000 pesos mensuales (unos 1,700 dólares).

"El mínimo no imponible está muy bien en el nivel en el que está porque se ajustó muy fuerte hace dos años", aseguró el ministro de Economía, Axel Kicillof, en una entrevista al diario Tiempo Argentino.

El ministro sostuvo que un tributo como el que alcanza a los trabajadores asalariados "pasa en todos los lugares del mundo, donde el peso del impuesto es mucho más importante".

Según el funcionario, "los que pagan Impuesto a las Ganancias son el 10 % de todos los trabajadores argentinos".

Además, el ministro sostuvo que "se puede discutir" el tema de las alícuotas que se pagan por este tributo.

Para el martes, en forma paralela al desarrollo de la huelga, la presidenta Cristina Fernández prepara un acto en la localidad de La Matanza, en el cinturón urbano de Buenos Aires, donde inaugurará obras de la empresa estatal de aguas AySA.

El Gobierno ha intentado sin éxito llegar a un acuerdo con los gremios para evitar el paro y, de hecho, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, mantuvo una reunión con los principales líderes sindicales el pasado 11 de marzo, pero no logró desactivar la medida de fuerza.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios