25 de Septiembre de 2018

Mundo

Cobran impuestos hasta por el humo de un auto o por la lluvia (gráfico)

Hay casos en los que hasta tomarse un café tiene un valor agregado para beneficio del Gobierno.

Los impuestos sobre emisiones de dióxido de carbono buscan inhibir la contaminación, sin embargo, su 'efectividad' aún es cuestionada por activistas. (econcientiza.com)
Los impuestos sobre emisiones de dióxido de carbono buscan inhibir la contaminación, sin embargo, su 'efectividad' aún es cuestionada por activistas. (econcientiza.com)
Compartir en Facebook Cobran impuestos hasta por el humo de un auto o por la lluvia (gráfico)Compartir en Twiiter Cobran impuestos hasta por el humo de un auto o por la lluvia (gráfico)

Agencias
MOSCÚ, Rusia.- Los impuestos más extraños existentes en el mundo fueron 'heredados' por los gobiernos actuales o han surgido con el objetivo de regular asuntos tan delicados como la moral o el futuro del planeta Tierra.

El impuesto sobre las emisiones de dióxido de carbono, introducido en los últimos años en varios Estados, oficialmente tiene por objeto ayudar a hacer frente al calentamiento global, pero está considerado en el mundo una medida fiscal muy controvertida. 

Para la mayoría de los contribuyentes no está claro exactamente cómo los fondos recaudados ayudarán a evitar un desastre ecológico.

Sin embargo, varios países tienen impuestos aún más curiosos. Quizá uno de los más ridículos en esta categoría sea el impuesto sobre el café en Alemania. En el siglo XVIII, el rey prusiano Federico el Grande trató sin éxito de convertir el comercio del café en un monopolio estatal, y al fracar en su intento, introdujo un impuesto sobre este producto.

La versión actual del impuesto sobre el café tostado (con y sin cafeína) y el café soluble rige en el país desde 1992, señala el periódico ruso Kommersant.

En la categoría de impuestos sobre lo 'inmoral' llama la atención el impuesto alemán sobre la prostitución. Los impuestos específicos para prostitutas generalmente se fijan a nivel local. Esto puede ser una tarifa única por el derecho a trabajar en la calle, como en Bonn, o una contribución mensual fija, como en Colonia.

Sin embargo, el líder indiscutible en impuestos extraños es Estados Unidos. Bastaría con recordar el impuesto sobre las drogas ilegales en Tennessee que prescribe, en particular, a los comerciantes el pago de una contribución fija en un plazo de 48 horas desde el momento de la adquisición de sustancias prohibidas, asegurándoles una total privacidad.

Al mismo tiempo, se subraya que el pago del gravamen no exime al traficante de responsabilidad penal si cae en manos de la Policía.

(Con información actualidad.rt)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios