20 de Septiembre de 2018

Mundo

Invasión masiva de inmigrantes en la frontera de España

Los africanos que saltaron la triple valla se dirigieron al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes, que alberga a unas 1,400 personas.

En la foto, los inmigrantes en el Centro de Internamiento Temporal de Extranjeros (CETI) entre cánticos, muestras de júbilo y abrazos con otros compatriotas tras el asalto a la valla. (EFE)
En la foto, los inmigrantes en el Centro de Internamiento Temporal de Extranjeros (CETI) entre cánticos, muestras de júbilo y abrazos con otros compatriotas tras el asalto a la valla. (EFE)
Compartir en Facebook Invasión masiva de inmigrantes en la frontera de EspañaCompartir en Twiiter Invasión masiva de inmigrantes en la frontera de España

EFE
MELILLA, España.- Unos 500 inmigrantes de origen subsahariano consiguieron hoy entrar en la ciudad española de Melilla (norte de África), en el mayor asalto a valla fronteriza con Marruecos, mientras las autoridades reclaman ayuda a la UE para afrontar este problema.

Es la entrada de un solo asalto a la valla fronteriza más numerosa que se recuerda en la ciudad de Melilla, cuyos centros de acogida de inmigrantes están saturados.

Según las autoridades locales, la densa niebla ayudó a los inmigrantes a burlar la vigilancia de los agentes españoles y marroquíes en la frontera, consiguiendo entrar en territorio español y, consecuentemente, de la UE.

Tras saltar el triple vallado, los inmigrantes se dirigieron al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), que el lunes albergaba a unas 1,400 personas, el triple de su capacidad, por lo que el Ejército ha montado hoy diez tiendas de campaña en el exterior de dichas instalaciones, con 402 literas adicionales.

Algunos de los recién llegados presentan heridas leves y están siendo atendidos por miembros de Cruz Roja.

Por otra parte, 33 personas resultaron heridas en lado marroquí de la frontera, según un comunicado del ministerio del Interior del país magrebí, que indica que cinco de los heridos son policías que fueron alcanzados por las pedradas de los emigrantes, que respondieron así a los intentos de los agentes de impedir su salto a la valla, según la nota.

La densa niebla ayudó a los inmigrantes a burlar la vigilancia de los agentes españoles y marroquíes en la frontera, consiguiendo entrar en territorio español

El ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz, calificó de "violenta" y "muy importante" la entrada de inmigrantes irregulares en Melilla e insistió en que "estando en España" estas personas están "en la Unión Europea".

Tras recordar las circunstancias de desigualdad que sufren los inmigrantes en sus países de origen, Fernández Díaz reiteró que España no puede dar respuesta "en solitario" a este problema en el que la UE debe comprometerse "de manera decidida".

En ese contexto, el Gobierno español está a la espera de una respuesta de la UE a la petición que hizo de 45 millones de euros para adoptar medidas que permitan reducir la presión migratoria desde hace varios meses en los pasos fronterizos de Melilla y Ceuta, ambas ciudades españolas fronterizas con Marruecos.

De momento, el ministerio del Interior va a reforzar con 100 agentes del Cuerpo Nacional de Policía y 20 guardias civiles el puesto fronterizo de Melilla, según informaron a Efe fuentes de este departamento.

"Es de una necesidad absoluta convencer a la UE de que somos frontera sur de Europa y que eso requiere una política común que no es meramente la política española y que con Frontex no basta; hay que ir más allá", dijo hoy por su parte la defensora del Pueblo de España, Soledad Becerril, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados.

En rueda de prensa, el delegado del Gobierno de España en Melilla, Abdelmalik El Barkani, explicó que la noche ha sido "larga", ya que se avistaron grupos de 300 y 800 subsaharianos, que intentaban aproximarse al perímetro fronterizo, pero que se replegaron a territorio marroquí.

Finalmente otro grupo, formado también por unos 1,100 inmigrantes, que podrían ser los mismos, intentaron el salto, amparándose también en la baja visibilidad debido a la densa niebla.

El de hoy es el segundo asalto que se consuma este mes de marzo en Melilla y el quinto desde que el pasado 6 de febrero quince inmigrantes subsaharianos fallecieran ahogados al lanzarse al mar en su intento de entrar en la ciudad española de Ceuta.

Ambas ciudades españolas, fronterizas con Marruecos en la costa mediterránea, viven desde hace meses una extrema presión migratoria que mantiene en alerta constante a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Hasta hoy, el asalto más importante registrado este año, en cuanto a número de inmigrantes, tuvo lugar el pasado 28 de febrero cuando al menos 214 personas procedentes de Guinea y Camerún, consiguieron entrar en Melilla.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios