19 de Octubre de 2018

Mundo

'Es hora de que los iraquíes lo resuelvan por su cuenta'

Ante la petición de Irak de que EU los apoye en la contraofensiva con ataques aéreos, el gobierno estadounidense decidió desistir.

El secretario de Estado de EU, John Kerry (d), y el ministro de Exteriores iraquí, Hoshiyar Zebari.(Archivo/EFE)
El secretario de Estado de EU, John Kerry (d), y el ministro de Exteriores iraquí, Hoshiyar Zebari.(Archivo/EFE)
Compartir en Facebook 'Es hora de que los iraquíes lo resuelvan por su cuenta'Compartir en Twiiter 'Es hora de que los iraquíes lo resuelvan por su cuenta'

Agencias
WASHINGTON, DC.- El presidente Barack Obama ha cambiado de enfoque con respecto a la posibilidad de efectuar ataques aéreos en Irak para demorar la ofensiva de la insurgencia islámica, entre otras razones porque habría pocos blancos claros, dijeron fuentes oficiales.

Funcionarios dijeron que Obama no ha tomado decisiones finales y en definitiva podría aprobar ataques limitados si aparecen blancos más nítidos. La CIA y otras agencias de espionaje se apresuran a remediar la falta de información de la región y rastrear a las figuras claves del Estado Islámico para Irak y el Levante (EIIL), la milicia islámica que tomó Mosul, Tikrit y otras poblaciones mientras las fuerzas armadas se retiraban sin presentar batalla.

El presidente convocó a los dirigentes de las cámaras legislativas a la Casa Blanca para analizar la situación de seguridad. La violencia incesante representa la mayor amenaza a la estabilidad de Irak desde el retiro de las fuerzas estadounidenses en 2011, luego de más de ocho años de guerra.

Antes de la reunión, el presidente del bloque mayoritario en el Senado, el demócrata Harry Reid, dijo que no correspondía enviar fuerzas estadounidenses a lo que llamó la guerra civil iraquí.

El Gobierno del chií Nuri al Maliki ha optado por solicitar ayuda estadounidense en un momento en que los rebeldes se están acercando cada vez más a Bagdad

"Es hora de que los iraquíes lo resuelvan por su cuenta", dijo Reid. Con respecto a los republicanos que atribuyen la violencia actual al retiro de las fuerzas estadounidenses, Reid dijo: "Los que atacan al presidente Obama por traer a los soldados de regreso de Irak se equivocan y están fuera de consonancia con el pueblo estadounidense. Después de una década de guerra, el pueblo estadounidense está harto. Las familias estadounidenses están hartas".

Obama ha descartado enviar efectivos de combate a Irak para liquidar la insurgencia. Sin embargo, ha notificado al Congreso que unos 275 efectivos están tomando posiciones en y alrededor de Irak para brindar apoyo y seguridad a intereses estadounidenses.

Estas declaraciones se dieron después de que Irak pidió hoy a Estados Unidos que lance ataques aéreos contra los insurgentes suníes, encabezados por la organización yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), cuyo avance están intentando contener por tierra las fuerzas gubernamentales.

El ministro iraquí de Asuntos Exteriores, Hoshiyar Zebari, anunció que Bagdad ha pedido formalmente a Washington que lleve a cabo "ataques aéreos contra los grupos terroristas" basándose en el acuerdo de seguridad firmado entre ambos países.

En la ciudad saudí de Yeda, donde se celebra una reunión de la Organización de la Cooperación Islámica (OCI), Zebari reconoció que la "solución militar por sí sola no es suficiente" y se necesitan "soluciones políticas radicales".

El titular de Exteriores aseguró que "las fuerzas iraquíes han podido recuperarse del golpe y repeler los ataques", desde que el pasado día 10 los yihadistas tomaron Mosul, la segunda ciudad del país.

El Gobierno del chií Nuri al Maliki ha optado por solicitar ayuda estadounidense en un momento en que los rebeldes se están acercando cada vez más a Bagdad, pese a que el primer ministro en un principio descartó injerencias extranjeras y dijo ser capaz de solucionar la crisis "con sus propias manos".

Pero la fragilidad de las fuerzas gubernamentales se ve demostrada a diario con ataques como el que hoy llevaron a cabo los insurgentes contra la principal refinería de petróleo del país, ubicada cerca de la ciudad de Biyi, en la provincia de Saladino, al norte de la capital.

(Con información de The Associated Press y EFE)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios