17 de Octubre de 2018

Mundo

Crece la violencia entre Israel y Palestina

Se registraron varios disturbios en algunas zonas de Cisjordania; hay decenas de heridos.

El más reciente repunte de la violencia entre israelíes y palestinos suma ya 23 días. (EFE)
El más reciente repunte de la violencia entre israelíes y palestinos suma ya 23 días. (EFE)
Compartir en Facebook Crece la violencia entre Israel y PalestinaCompartir en Twiiter Crece la violencia entre Israel y Palestina

EFE
JERUSALÉN, Israel.- Casi un centenar de palestinos resultaron heridos en enfrentamientos con fuerzas de seguridad israelíes, según indicaron fuentes médicas palestinas, en una jornada declarada por el Hamás "Día de la Ira" y en la que prosiguieron los esfuerzos diplomáticos para aplacar la violencia.

El grupo islamista pidió a los palestinos de Gaza y Cisjordania "hacer frente a las fuerzas del Ejército israelí", convocatoria que fue secundada en diferentes puntos de Palestina.

En la entrada norte de Hebrón, en Halhul, tuvo lugar una manifestación convocada por Hamás que acabó con duros choques que se saldaron con tres palestinos con heridas de munición real, otros dos por balas recauchutadas y otros 15 atendidos por inhalación de gas lacrimógeno disparado por las fuerzas israelíes, según informó la agencia de noticias palestina Maan.

En esta región cisjordana los disturbios se concentraron en dos puestos que controla el Ejército israelí situados en el corazón de la ciudad, donde los donde manifestantes palestinos arrojaron piedras y cócteles molotov y las fuerzas emplearon medios de antidisturbios y armas de fuego.

Según una portavoz militar, en la zona del asentamiento de Bet El, próxima a Ramala, se produjeron enfrentamientos en los que un agente de la Guardia de Fronteras israelí resultó herido leve en una mano.

También cerca de este lugar, una madre y sus dos hijos de nacionalidad israelí fueron heridos de diversa consideración al ser atacado el vehículo en el que viajaban con un cóctel molotov, comunicó el Ejercito israelí.
Una menor de 4 años sufrió quemaduras menos graves, mientras que otra niña, de once, y la mujer, de 40, tienen quemaduras leves.

Piedras y bombas molotov

En el puesto de control del DCO, entrada de diplomáticos, cooperantes humanitarios, periodistas y personalidades palestinas a Ramala, se concentraron hoy unas 300 personas, un tercio de ellas miembros del movimiento nacionalista Al Fatah que lidera el presidente palestino, Mahmud Abás, para apoyar la convocatoria de la "Jornada de la Ira", según testigos.

La agencia palestina Maan informó también de al menos 13 personas resultaron intoxicados por inhalación de gas en Qalkilia, al norte de Cisjordania, y otros dos en Ramala, conforme a datos de la Media Luna Roja (Equivalente a la Cruz Roja).

Y en la ciudad cisjordana de Belén los choques se concentraron en las inmediaciones de la Tumba de Raquel, donde palestinos arrojaron cócteles molotov y piedras y las fuerzas israelíes que emplearon medios de dispersión de masas.

En Gaza, de acuerdo con el Ministerio de Sanidad local, 18 palestinos resultaron heridos por disparos de fuerzas israelíes con munición real y balas recauchutadas, incluyendo tres fotógrafos y cámaras locales.

En el interior de la franja, Hamás y la también islamista Yihad Islámica organizaron manifestaciones para mostrar su apoyo al actual alzamiento, que consideran una nueva Intifada, y pedir su continuación.

Antes de que los disturbios se extendieran por Cisjordania y Gaza, las autoridades israelíes levantaron hoy por primera vez en un mes las restricciones de edad a los musulmanes para que pudieran acudir al rezo de los viernes en la Explanada de las Mezquitas de Jerusalén, y la oración concluyó sin incidentes en la ciudad.

A primera hora de la mañana, un soldado israelí fue herido en un apuñalamiento cerca del bloque de asentamientos de Gush Etzion, en el que el atacante recibió un tiro en la pierna y fue detenido.

Esfuerzos diplomáticos

Después de 23 días de disturbios y ataques que parecen no amainar, la diplomacia internacional sigue extendiendo sus esfuerzos para detener la ola de violencia que se ha cobrado la vida de 52 palestinos -cerca de la mitad de ellos abatidos en agresiones a israelíes en su inmensa mayoría con arma blanca-, nueve israelíes, un eritreo y un palestino con nacionalidad israelí.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, incidió hoy en sus llamamientos a la calma para evitar que la situación empeore y, en especial, tome tintes cada vez más religiosos, y mostró su "profunda preocupación" por lo que tuvo oportunidad de testificar durante su inesperado viaje a la región esta semana.

Sin embargo, se mostró moderadamente optimista y aseguró hoy ante la prensa en Nueva York que "a pesar de la ira y de la polarización, todavía hay tiempo para dar un paso atrás desde el borde del abismo".

Además, el Cuarteto para Oriente Medio -compuesto por la ONU, EU, Rusia y la UE- se reunió en Viena para abordar la espiral de violencia en un encuentro en el que participaron el secretario de Estado estadounidense, John Kerry y el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

Durante el encuentro, el Cuarteto insistió en la necesidad de que Israel mantenga el statu quo de los lugares sagrados de Jerusalén y reiteró su llamamiento a ambas partes a la moderación y evitar la retórica provocadora, según se explicó en un comunicado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios