24 de Septiembre de 2018

Mundo

Israel tacha de 'ingenua e hipócrita' a Europa

El reconocimiento del Estado Palestino por parte del Parlamento Europeo provocó la indignación del primer ministro israelí.

Benjamin Netanyahu se dijo insatisfecho con la eliminación de Hamás de la lista de organizaciones terroristas. (EFE)
Benjamin Netanyahu se dijo insatisfecho con la eliminación de Hamás de la lista de organizaciones terroristas. (EFE)
Compartir en Facebook Israel tacha de 'ingenua e hipócrita' a EuropaCompartir en Twiiter Israel tacha de 'ingenua e hipócrita' a Europa

EFE
JERUSALÉN, Israel.- Israel acusó este miércoles a Europa de "hipocresía" en respuesta a las decisiones del Parlamento europeo de solicitar el reconocimiento del Estado de Palestina y del Tribunal General de la Unión Europea (UE) de sacar a Hamás de la lista europea de organizaciones terroristas.

En un encuentro con la prensa extranjera, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, criticó igualmente la reunión de los firmantes del IV Convenio de Ginebra sobre Palestina en Suiza, la tercera de este tipo en quince años.

"Hemos sido testigos de una serie de ejemplos de ingenuidad y voy a decir también que de hipocresía", dijo en alusión a estas tres iniciativas.

"Cuando los europeos dicen que están frustrados, les decimos bienvenidos al club. Nosotros somos los que estamos frustrados por sus políticas como la decisión de hoy sobre Hamás", insistió el premier israelí.

El Parlamento europeo aprobó el miércoles una moción, respaldada por la mayoría de los diputados, en la que pide reconocer formalmente al Estado de Palestina según sus fronteras de 1967.

Además, invitó a "contribuir a los esfuerzos de la Unión Europea (UE) por apoyar el proceso de paz" de cara a lograr una solución "definitiva y global" que "respete las aspiraciones legítimas de paz, seguridad y prosperidad" para el pueblo palestino y también el israelí.

Medida reversible

Con esta iniciativa, el Parlamento europeo se sumó a la ola de reconocimientos protagonizados recientemente por las cámaras británica, francesa, española, irlandesa y portuguesa, que también secundó hoy Luxemburgo, motivados por el primer paso del Ejecutivo sueco, que a finales de octubre se convirtió en el primer país europeo en formalizar este estatus.

Netanyahu también criticó con vehemencia la decisión del Tribunal europeo de no catalogar a Hamás como organización terrorista y expresó su deseo de que sea una medida reversible.

"La responsabilidad recae en la UE y esperamos que Hamás sea puesto de nuevo en la lista de inmediato dado que es entendido por todos que Hamás, una organización terrorista asesina cuyas bases especifican la destrucción del Estado de Israel como objetivo, es una parte inseparable de esta lista", demandó el "premier".

Victoria palestina

Por su parte, Hamás se felicitó por la decisión del Tribunal europeo, que calificó de "victoria histórica para nuestro pueblo palestino y para cualquiera que apoye el derecho de nuestro pueblo a la resistencia".

También Israel acogió con descontento la conferencia internacional de firmantes del IV Convenio de Ginebra sobre Palestina celebrada hoy en esta ciudad suiza.

La reunión, la tercera de este tipo en quince años, "es otro ejemplo de un mecanismo multilateral contaminado por una agenda anti-Israel, que aleja a las partes de las negociaciones y socava la universalidad e integridad de los Convenios de Ginebra", denunció en un comunicado un portavoz del Ministerio de Exteriores israelí.

En este consenso internacional sobre la necesidad de promover una solución que ponga fin al conflicto más longevo del siglo XX, el broche final será la presentación en la ONU de una propuesta sobre la resolución del conflicto que ha sido discutida desde hace semanas sobre los palestinos, la Liga Árabe, EU y Europa.

Condición fundamental

A pesar de que existen diferencias entre la resolución europea, liderada por Francia, y la palestina, Mohamad Esstaye, veterano líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), aseguró ayer que estas diferencias eran "mínimas" y estaban "a punto de ser resueltas".

La principal disonancia estriba en que, mientras que los palestinos solicitaban una fecha máxima para el fin de la ocupación, los europeos lo hacían para retomar las negociaciones.

Además, la parte británica incluyó la necesidad de reconocer a Israel como Estado judío, condición que los palestinos no aceptan y que Netanyahu dijo hoy que "es fundamental para cualquier tipo de acuerdo".

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios