17 de Diciembre de 2017

Mundo

Joe Biden llega a Irak para ayudar a resolver la crisis política

El viaje del Vicepresidente de EU se mantuvo en secreto como precauciones de seguridad.

El vicepresidente Joe Biden es recibido por el embajador de Estados Unidos en Irak, Stuart Jones, a su llegada a Bagdad, Irak. (Agencias)
El vicepresidente Joe Biden es recibido por el embajador de Estados Unidos en Irak, Stuart Jones, a su llegada a Bagdad, Irak. (Agencias)
Compartir en Facebook Joe Biden llega a Irak para ayudar a resolver la crisis políticaCompartir en Twiiter Joe Biden llega a Irak para ayudar a resolver la crisis política

Agencias
BAGDAD, Irak.- El vicepresidente Joe Biden llegó el jueves a Bagdad en una visita destinada a ayudar a los líderes iraquíes a resolver una crisis política que ha obstaculizado los esfuerzos por derrotar al grupo extremista Estado Islámico.

De acuerdo con The Associated Press, Biden llegó al mediodía tras un vuelo nocturno desde Washington. Se anticipa que se reunirá con funcionarios del gobierno y resaltará la necesidad de unidad.

Las protestas y demandas de reformas políticas han paralizado el gobierno iraquí que lidia con una economía inestable y extremistas violentos. El gobierno estadounidense ha intensificado su papel militar con más soldados y equipos, pero Estados Unidos teme que las luchas internas en Bagdad pongan en peligro los progresos logrados en momentos en que el presidente estadounidense Barack Obama deja su cargo en enero.

Debido a precauciones de seguridad, el viaje no fue anunciado con anticipación. Los periodistas que acompañan a Biden tuvieron que acceder a mantenerlo en secreto hasta su llegada.

La agitación política en Irak se ha manifestado durante semanas por medio de protestas de los seguidores del clérigo chií Muqtada al-Sadr que exigen el fin de la corrupción y la mala administración. Miles de personas han protestado frente a la fuertemente vigilada Zona Verde, en Bagdad, reclamando el reemplazo de políticos por tecnócratas independientes y por la inclusión de las poderosas milicias chiíes en ministerios importantes.

El primer ministro Haider al-Abadi es un chií a quien Washington considera una opción mejor que su predecesor, Nouri al-Maliki, pero como al-Abadi no ha cumplido con las reformas prometidas, las tensiones sectarias amenazan su capacidad de liderazgo.

Estados Unidos accedió este mes a despachar más de 200 soldados más a Irak, lo que aumenta la cifra a cuatro mil y enviar helicópteros Apache a la lucha contra los extremistas. Aunque la Casa Blanca ha descartado un papel de combate en tierra, la decisión de Obama pone a los soldados estadounidenses más cerca de los frentes de lucha para entrenar y apoyar a las fuerzas iraquíes que se preparan para recuperar la ciudad de Mosul.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios