23 de Julio de 2018

Mundo

Donantes de médula, como aguja en un pajar

La dificultad en esta práctica es encontrar un donante compatible: la relación es de 500 a 1.

La donación de médula es similar, en procedimiento, al de sangre; de hecho, antes de donar la médula, se requiere extraer una muestra para tomar ciertos valores de compatibilidad. (La imagen es de contexto/salud.facilisimo.com)
La donación de médula es similar, en procedimiento, al de sangre; de hecho, antes de donar la médula, se requiere extraer una muestra para tomar ciertos valores de compatibilidad. (La imagen es de contexto/salud.facilisimo.com)
Compartir en Facebook Donantes de médula, como aguja en un pajarCompartir en Twiiter Donantes de médula, como aguja en un pajar

Agencias
HOUSTON, Texas.- Camila Abuabara, la joven colombiana que llegó hace unos meses a Houston (EU) para seguir un tratamiento médico experimental debido a la leucemia linfoide aguda que padece, inició una campaña de donación de médula que busca salvar la vida de cientos de pacientes latinoamericanos e hispanos.

"Donar médula no cuesta mucho, es como donar sangre, y salvaría muchas vidas en nuestros países latinoamericanos y sobre todo en Colombia. En mi caso específico, es ayudar a muchos compatriotas que sufren enfermedades hematológicas como la leucemia, linfomas o demás enfermedades de la sangre", indicó Abuabara en una entrevista con Efe.

La joven, quien despertó gran sensibilidad en su país a través de las redes sociales al denunciar obstáculos burocráticos para poder recibir un trasplante de médula, busca aumentar el número de donantes de origen hispano en EU.

La campaña, bautizada como "Latinos hasta la médula", espera que los hispanos se inscriban a un patrón de donantes de médula ósea y determinen su compatibilidad con las personas que esperan un trasplante.

La joven de 24 años lamentó que tanto en Colombia como en el resto de América Latina los bancos de médulas sean inexistentes.

"Esos bancos sólo existen en EU y en algunos países de Europa y por lo tanto la relativa cercanía a este país hace que esos pacientes busquen los recursos para buscar a un donante compatible", subrayó.

Según Abuabara, el problema radica en que si no se incrementa el número de donantes latinos en EU entonces, por compatibilidad genética, se dificulta la búsqueda a los pacientes que sufren de estas enfermedades en Latinoamérica.

El donante hace efectiva la donación sólo cuando existe un paciente en el mundo candidato a trasplante que sea 100 por ciento compatible

De acuerdo con la organización "Be The Match", que es también el registro nacional estadounidense de donantes de médula ósea, las posibilidades de que un donante sea compatible son de uno a 500 y los hispanos son los que menos se registran para donar estos órganos (10 por ciento del total).

Los requisitos para ser donante de médula ósea son estar en buenas condiciones de salud, tener entre 18 y 55 años y pesar más de 50 kilos.

Otro dato de la misma organización muestra que son cientos de personas las diagnosticadas cada año con enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplásica, linfoma, mieloma, fallos metabólicos o déficit inmunológico que pueden ser tratadas con un trasplante de médula ósea.

A partir del consentimiento del donante se toma una pequeña muestra de la unidad de sangre donada para realizar el análisis de su código genético y luego se ingresan los datos al registro para su posterior incorporación a la red internacional.

El donante hace efectiva la donación sólo cuando existe un paciente en el mundo candidato a trasplante que sea 100 por ciento compatible con su código genético.

Para Abuabara, la meta de incrementar el número de donantes hispanos sería un logro para un gran número de personas que mueren cada año porque no existen compatibilidades genéticas.

"Lo que yo quisiera es que existiera un banco de médula en mi país, Colombia, pero por ahora es un sueño porque se necesita alta inversión de capital", añadió la natural de Bucaramanga y que se encuentra bajo el cuidado médico del Centro del Cáncer del Hospital MD Anderson en Houston.

El tratamiento que la joven colombiana ha seguido en los últimos meses se ha centrado en las células del cáncer que están dentro del líquido que rodea el cerebro y ha pasado por radiación para controlar el avance de su enfermedad.

Abuabara, sin embargo, forma parte de los miles de enfermos de cáncer que aún buscan a un donante compatible de médula ósea.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios