22 de Septiembre de 2018

Mundo

Jóvenes de Bélgica se marchan a la guerra... en Siria

Al parecer adoctrinados por grupos islámicos, cada vez más muchachos se van de combatientes a favor de los rebeldes.

Varios jóvenes y menores de edad de Bélgica han abandonado sus hogares para ir a apoyar a los rebeldes sirios. (Agencias)
Varios jóvenes y menores de edad de Bélgica han abandonado sus hogares para ir a apoyar a los rebeldes sirios. (Agencias)
Compartir en Facebook Jóvenes de Bélgica se marchan a la guerra... en SiriaCompartir en Twiiter Jóvenes de Bélgica se marchan a la guerra... en Siria

Agencias
BRUSELAS, Bélgica.- Cada día es más fuerte la inquietud en Bélgica por los casos de jóvenes de este país que se marchan a Siria para luchar junto con las fuerzas rebeldes opuestas al presidente Bashar Al Assad.

Muchos de ellos, entre los que se incluyen menores de edad, fueron educados por familias occidentales católicas o protestantes, sin problemas particulares ni dificultades financieras, según informa Notimex.

Es el caso de Sean, de 23 años y muerto en combate a mediados de marzo pasado, cuya historia relatada por sus familiares a diversos medios belgas e internacionales animó otras familias a revelar sus casos, con la esperanza de presionar a las autoridades para buscar a sus hijos y tomar medidas para detener el movimiento.

"Sólo después que nuestra historia salió en los medios es que el Ministerio del Interior decidió oírnos, pero hasta ahora no han hecho nada para ayudarnos", afirma Dimitri Bontinck, cuyo hijo Jejoen, de 18 años, se marchó a Siria en febrero pasado.

"Me dijo que se iba a Egipto estudiar el islamismo en una universidad y que lo financiarían 'hermanos musulmanes'", recuerda Bontinck en entrevista a Notimex.

Padre e hijo intercambiaron algunos mensajes por teléfono y correo electrónico, pero desde la segunda semana de marzo el joven nunca más dio noticias de vida.

Las fotos de Jejoen al lado de su hermana pequeña siguen sobre el mueble del amplio salón del edificio, en la ciudad de Amberes, donde vivía con Bontinck, un exsoldado belga, y su madre nigeriana.

Conversión al islam

El hombre recuerda que su hijo se convirtió al islam hace dos años, tras una decepción amorosa, y se radicalizó poco a poco desde que empezó a frecuentar Sharia4Belgium, una organización considerada terrorista por la Oficina Europea de Policía, Europol.

"Fui a la policía a denunciar su desaparición y se rieron de mí cuando les dije que Sharia4Belgium le había enviado a la guerra en Siria", se quejó.

Ante esa respuesta, Bontinck pidió ayuda a una red de televisión árabe y se marchó a Siria, en un intento desesperado de ubicar a su hijo y convencerlo de volver a casa, pero regresó sólo 36 días después.

Actualmente vive con la esperanza de ir una vez más al país en guerra, un deseo que comparte con Rosana Rodrígues, cuyo hijo Brian, de 19 años, se marchó a finales de enero pasado.

Brian aparece al lado de Jejoen en videos promocionales de Sharia4Belgium y, como él, pasó por una rápida transformación desde que se convirtió al islam hace dos años y empezó a frecuentar la organización.

"El año pasado había empezado a hablar de ir para Siria porque quería ayudar a la gente que estaba sufriendo con el conflicto. En diciembre se circuncidó y compró unas ropas del ejército. Pero no imaginé que estaba a punto de marcharse", recuerda Rosana en entrevista a Notimex, sin poder detener las lágrimas.

La historia se repite con Sammy, de 23 años; Bilal, de 15 años; Zacharia e Ismal, dos hermanos de 23 y 16 años, y muchos otros cuyas familias prefieren no hablar, en muchos casos por miedo de Sharia4Belgium.

Sospechoso de adoctrinamiento

Jean-Louis Denis, un belga convertido al islam acusado de estar por detrás de la partida de Sean, Sammy y Zacharia, afirma que ninguno de esos combatientes belgas ha necesitado el apoyo de un grupo yihadista para unirse a los rebeldes sirios.

"Hoy en día es muy fácil tener dinero suficiente para comprarse un boleto, tomar un avión para Turquía y de allí hacer contacto con los rebeldes", afirmó a Notimex.

Fundador del Resto del Tawhid, una organización caritativa que reparte comida entre los necesitados de Bruselas, Denis es investigado por las autoridades belgas por sospecha de integrar Sharia4Belgium y de utilizar su actividad para adoctrinar a los jóvenes.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios