23 de Octubre de 2018

Mundo

'Que no quede ninguno vivo'

Un exempleado de la embajada española, narró la toma e incendio de la misión diplomática en la que murieron 37 personas.

El juicio es contra Pedro García Arredondo, exjefe policial de investigaciones de la Policía Nacional, quien es el único acusado en el hecho. (lanacion.com.gt)
El juicio es contra Pedro García Arredondo, exjefe policial de investigaciones de la Policía Nacional, quien es el único acusado en el hecho. (lanacion.com.gt)
Compartir en Facebook 'Que no quede ninguno vivo'Compartir en Twiiter 'Que no quede ninguno vivo'

Agencias
GUATEMALA.- Un sobreviviente de la quema de la embajada española en Guatemala en 1980 dijo el jueves que pudo escuchar los gritos desesperados de sus compañeros pidiendo ayuda porque se estaban quemando vivos, durante el juicio a un exjefe policial acusado de órdenes que nadie saliera del edificio durante el incendio.

El testigo César Augusto Escalante Ávila, piloto y mensajero de la embajada española narró durante un juicio sobre la toma y quema de la misión diplomática y cómo 37 de los ocupantes murieron en el incendio.

De acuerdo con The Associated Press, el juicio es a Pedro García Arredondo, de 69 años y exjefe policial de investigaciones de la Policía Nacional, quien es el único acusado en el hecho. Según el Ministerio Público, fue quien prohibió la salida de los ocupantes del edificio en llamas.

En el segundo día de audiencias del juicio por la quema de la embajada de España en Guatemala , Escalante Ávila dijo que se salvó de morir quemado debido a que minutos antes salió para hacer un servicio a dos de sus compañeras, quienes murieron dentro de la embajada.

El testigo narró que el 31 de enero de 1980, un grupo de campesinos, obreros y estudiantes, a quienes llamó "guerrilleros", tomaron las instalaciones de la embajada para denunciar los crímenes del ejército guatemalteco en comunidades indígenas del país. Dijo que no estaba claro como había iniciado el fuego dentro de la sede diplomática pero que los "guerrilleros" amenazaban con hacer explotar bombas.

"Los guerrilleros dijeron vamos a contar hasta 10 si la policía no abandona la embajada, vamos a quemar las bombas, y el jefe de la policía que estaba comandando este grupo dijo no se mueve nadie, entonces comenzó el conteo y sonó la primera explosión", dijo el testigo al tribunal.

Guatemala vivió un conflicto armado de 36 años, entre el ejército y la guerrilla izquierdista, que culminó en 1996 con la firma de un Acuerdo de Paz

Tras una segunda explosión, el testigo dijo que seguía el forcejeo entre policías y manifestantes "se oían los gritos de desesperación como pidiendo ayuda y la impotencia de no poder hacer nada solo oír detrás de la puerta cuando mis compañeras estaban muriendo, quemadas vivas", dijo.

Escalante explicó que en un momento de los hechos escuchó y vio a un policía cuando pidió a otro agente rociar a los ocupantes con un líquido que venía de un aparato, una especie de tambo de gas pequeño.

"Llamaron al policía, tenía un aparato con un cincho (cinturón)... le dijeron que rociara para adentro y uno de ellos dijo que no quede ninguno vivo", contó Escalante al tribunal.

García Arredondo, quién permanece preso, ya cumple una condena de 70 años de prisión por la desaparición del estudiante universitario Fernando García, ocurrida en los años ochenta.

A las audiencias asisten testigos, familiares de víctimas, periodistas, activistas de derechos humanos incluida la Premio Nobel de la Paz 1993, Rigoberta Menchú, quién es querellante en el caso, pues su padre Vicente Menchú murió en el hecho.

La fiscalía pidió al Tribunal escuchara a Elías Barahona un testigo que está muy enfermo antes que otros. El testigo, un catedrático universitario llegó en silla de ruedas y contó que durante esa época era vocero de prensa del Ministerio de Gobernación, pero también colaborador de un grupo guerrillero.

Dijo que oyó a su entonces jefe, el Ministro de Gobernación Donaldo Álvarez Ruiz, prófugo de la justicia por este caso, ordenar al director de la policía Nacional, Germán Chupina Barahona, quién ya murió, "sacarlos a como del lugar" a los ocupantes, y que la misma era una orden presidencial del entonces jefe de Estado Romeo Lucas García, también fallecido.

Las tres juezas que integran al tribunal son custodiadas por un guardaespaldas cada una, el tribunal citó a 30 testigos de las partes. Los testimonios de al menos cuatro personas que ya murieron fueron grabados en video como prueba anticipada y serán vistos en las audiencias.

Guatemala vivió un conflicto armado de 36 años, entre el ejército y la guerrilla izquierdista, que culminó en 1996 con la firma de un Acuerdo de Paz. Un informe de Naciones Unidas dio cuenta de al menos 245 mil muertos y desaparecidos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios