24 de Septiembre de 2018

Mundo

La Iglesia se desplomará como un castillo de naipes: Francisco

El pontífice señala que no es necesario 'hablar constantemente' de temas como el aborto y la homosexualidad.

'La Iglesia se encierra en reglas mezquinas', afirmó el Papa. (Agencias)
'La Iglesia se encierra en reglas mezquinas', afirmó el Papa. (Agencias)
Compartir en Facebook La Iglesia se desplomará como un castillo de naipes: FranciscoCompartir en Twiiter La Iglesia se desplomará como un castillo de naipes: Francisco

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- En un radical cambio en el tono del Vaticano, el papa Francisco dijo que la Iglesia católica se ha vuelto obsesionada con "reglas mezquinas" sobre cómo ser fiel y que los pastores deben enfatizar la compasión en lugar de la condena cuando discuten temas sociales divisivos como el aborto, la homosexualidad y la anticoncepción.

El franco mensaje del papa a los seis meses del inicio de su papado casi seguramente tendrá resonancia en todo el mundo, en momentos que los obispos que ha centrado gran parte de sus sermones en esos temas espinosos se ven presionados para ser más pastores de almas en pena, de acuerdo con AP.

"Los ministerios de la Iglesia tienen que ser, por encima de todo, ministerios de misericordia"

En entrevistas publicadas el jueves en periódicos jesuitas en 16 países, Francisco dijo que había sido "reprendido" por no recalcar la oposición de la Iglesia al aborto. Pero el pontífice dijo que "no es necesario hablar constantemente de esos asuntos".

"El ministerio pastoral de la Iglesia no puede estar obsesionado con la propagación de una multitud desarticulada de doctrinas a ser impuestas insistentemente", dijo Francisco.

"Tenemos que encontrar un nuevo equilibrio, de lo contrario el edificio moral de la Iglesia muy probablemente se desplomará como un castillo de naipes, perdiendo la frescura y la fragancia del Evangelio", dijo el papa en el artículo de 12,000 palabras, basado en entrevistas realizadas por el sacerdote jesuita Antonio Spadaro, director de La Civilta Cattolica, una revista de la orden religiosa en Roma.

"La Iglesia a veces se encierra en pequeñas cosas, reglas mezquinas", dijo Francisco. "Lo más importante es la primera proclama: Jesucristo te ha salvado. Y los ministerios de la Iglesia tienen que ser, por encima de todo, ministerios de misericordia".

Los comentarios no muestran cambios en las enseñanzas de la Iglesia y el papa dijo que la reforma no debe suceder rápidamente. No obstante, fue la declaración más clara del Papa hasta ahora que marca un cambio en el tono y el estilo en comparación con sus predecesores.

Juan Pablo II y Benedicto XVI fueron prelados para quienes la doctrina era primordial, una orientación que guió la selección de una generación de obispos y cardenales que ahora enfrentan un cambio drástico en sus sermones.

Las entrevistas fueron realizadas por Spadaro durante tres días en agosto en el hotel del Vaticano donde Francisco ha decidido vivir, en lugar de los lujosos apartamentos papales. El Vaticano revisa todo el contenido de Civilta Cattolica y el papa aprobó la versión italiana del artículo.

Guerra cultural

La admonición casi seguramente encontrará resonancia especial en Estados Unidos, donde varios obispos han expresado públicamente consternación de que Francisco no ha recalcado las enseñanzas de la Iglesia sobre el aborto, la anticoncepción y la homosexualidad, frentes de batalla de la guerra cultural en los que a menudo los obispos estadunidenses están en primera línea. 

Los obispos estadunidenses respaldaron las críticas de Benedicto XVI a las monjas norteamericanas, que fueron acusadas de dar prioridad a sus obras de justicia social por los pobres sobre la doctrina, precisamente la prioridad que respalda Francisco.

"Pienso que lo que Francisco está haciendo cuando habla de esos asuntos controversiales no es decir que una parte o la otra parte tienen razón. Está diciendo que discutir es temas obstaculiza las labores que deben estar haciendo los católicos", dijo David Cloutier, teólogo en la Universidad Mount St. Mary en Maryland.

Hace apenas dos meses, el papa causó sensación durante una conferencia de prensa cuando contestó a una pregunta sobre sacerdotes homosexuales. "¿Quién soy yo para juzgarlos" siempre que estén en busca de Dios y tengan buena voluntad?", respondió.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios