23 de Octubre de 2018

Mundo

La sacaron viva de donde había puros muertos

Una mujer sobrevivió 17 días enterrada en los escombros.

Reshma dijo que sobrevivió gracias a que tenía cerca alimentos y agua. (Agencias)
Reshma dijo que sobrevivió gracias a que tenía cerca alimentos y agua. (Agencias)
Compartir en Facebook La sacaron viva de donde había puros muertosCompartir en Twiiter La sacaron viva de donde había puros muertos

Agencias
DACA, Bangladesh.- Una costurera atrapada entre los restos de un edificio de fábricas textiles que se desplomó fue rescatada el viernes después de 17 días, un acontecimiento notable en medio de una escena de horror inimaginable que cobró más de mil vidas.

Reshma sobrevivió, en sorprendente buen estado, comiendo alimentos secos que estaban en el sector donde quedó atrapada y bebiendo la poca agua que tenía a mano.

Fue encontrada en el segundo piso de los escombros del edificio Rana Plaza, de ocho pisos, donde los rescatistas han estado extrayendo cadáveres durante gran parte de las dos últimas semanas.

"Oí voces de los socorristas en los últimos días. Yo golpeaba los escombros con palos para llamar su atención", dijo a la televisora privada Somoy TV -citada por Associated Press- desde su lecho en el hospital, mientras los médicos y las enfermeras la atendían.

La mujer sobrevivió más de 2 semanas en temperaturas que superaban 30 grados.

"Nadie me oía. Era terrible. Pensé que nunca volvería a ver la luz del día", agregó.

"Tenía cerca algunos alimentos secos. Los comí durante 15 días. Los dos últimos días no tenía nada salvo agua. Solía beber una cantidad limitada para ahorrarla", continuó. "Tenía algunas botellas de agua a mi alrededor".

Una vez que Reshma consiguió hacerse oír, los socorristas ordenaron a las grúas y topadoras que cesaran inmediatamente su labor, y usaron sierras de mano, taladros y sopletes para cortar los hierros retorcidos y los bloques de concreto que la rodeaban. Mientras estaban en esa tarea le dieron agua, oxígeno y una solución salina.

Cuando la mujer fue liberada después de 40 minutos, el público estalló en vítores. Fue trasladada en una ambulancia a un hospital militar, pero los socorristas dijeron que estaba en notable buen estado, pese a su odisea.

Abdur Razzak, un oficial del departamento de ingeniería del ejército, que fue el que primero la divisó, dijo que la mujer podía caminar.

"Estaba bien, sin lesiones. Sólo había quedado atrapada. El espacio era amplio", dijo el teniente coronel Moyeen, un oficial del ejército.

Reshma dijo a los socorristas que no había más sobrevivientes en esa área. De todas formas, los trabajadores siguieron tratando de buscar a otras personas con vida.

"Reshma me dijo que había otros tres con ella. Pero murieron. Ella no vio a nadie más vivo allí", dijo el general de división Cowdhury Hasan Suhrawardy, comandante de las unidades militares locales. "Seguiremos nuestra búsqueda hasta hallar allí un sobreviviente o un cadáver".

La cifra de muertos por el derrumbe en una fábrica textil suma mil 38.

La mujer sobrevivió durante más de dos semanas en temperaturas que superaban los 30 grados Celsius (más de 90 grados Fahrenheit). En ese espacio reducido se esforzó por encontrar cualquier alimento posible, dijo Suhrawardy.

Cuando los trabajadores con topadoras y grúas se aproximaron al área donde estaba atrapada, comenzó a golpear un tubo para llamar la atención de aquellos, dijo Razzak. Los trabajadores se acercaron para iluminar el área con sus linternas, agregó.

La madre de Reshma y su hermana Asma corrieron al hospital para verla.

Cientos de personas que se habían sumado a la tarea de remover los cadáveres en descomposición elevaron las manos para orar por su supervivencia.

"Alá, eres el más grande, todo lo puedes. Por favor permítenos que rescatemos a la sobreviviente", dijo un hombre que dirigía el coro de suplicantes por medio de un altavoz.

"Pedimos disculpas por nuestros pecados. Por favor perdónanos, perdona a la persona hallada con vida".

Los trabajadores han estado despejando escombros desde el derrumbe el 24 de abril. Más de dos mil 500 personas fueron rescatadas inmediatamente después del desastre.

Pero no se habían hallado sobrevivientes desde el 28 de abril, cuando encontraron con vida entre los escombros a otra mujer, Shahin Akter. Pero mientras trataban de liberarla estalló un incendio y murió asfixiada.

La primera ministra Sheij Hasina llamó a Reshma en el hospital y ésta empezó a llorar teléfono en mano, dijo Suhrawardy. Le dijo a Hasina: "Estoy bien, por favor ore por mí", agregó.

La cifra de muertos alcanzó el viernes mil 38.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios