23 de Junio de 2018

Mundo

Latinos reconstruyen Nueva Orleans tras 'Katrina'

Al irse la población afroamericana dejaron puestos vacantes que fueron suplidos por los indocumentados, empleados en la albañilería.

Los suburbios de las clases más marginadas son las que aún no gozan de la modernización post 'Katrina' (Agencias)
Los suburbios de las clases más marginadas son las que aún no gozan de la modernización post 'Katrina' (Agencias)
Compartir en Facebook Latinos reconstruyen Nueva Orleans tras 'Katrina'Compartir en Twiiter Latinos reconstruyen Nueva Orleans tras 'Katrina'

Agencias.
NUEVA ORLEANS, Estados Unidos.- La ciudad sureña de Nueva Orleans, localizada en el estado de Luisiana, avanza en su renacimiento gracias a la labor de los inmigrantes latinos.

Dentro de un mes se cumplirá el octavo aniversario del huracán "Katrina", que en doce horas dejó en ruinas la urbe, causó más de 1.700 muertes y desplazó a centenares de miles de damnificados.

La ciudad conocida como "Crescent City" o "The Big Easy" está en deuda con la comunidad hispana que ha contribuido a su diversidad, crecimiento económico y transformación.

El Consejo Nacional de la Raza (NCLR), una influyente organización hispana que data de 1968, escogió por primera vez a Nueva Orleans para su encuentro anual de cuatro días. El NCLR hizo notar el invaluable trabajo de los latinos en su reconstrucción.

Al dar la bienvenida el sábado a miles de participantes de todo el país, el alcalde Mitch Landrieu dijo que los latinos fueron una pieza clave para la reconstrucción de Nueva Orleans tras el paso del huracán el 29 de agosto de 2005.

Landrieu aseguró que "la comunidad latina fue crítica para el resurgimiento de la ciudad después de 'Katrina'. Nuestra mayor fortaleza proviene de nuestra diversidad".

Mano de obra indocumentada

En Estados Unidos cerca de una cuarta parte de los trabajadores de construcción son de origen hispano, y "Katrina" creó una fuerte demanda laboral.

De acuerdo a un estudio publicado por la Universidad Tulane y la Universidad de California en Berkeley, cerca de la mitad de la mano de obra que trabajó en 2006 era latina; de ellos el 54 % estaban en condición de indocumentados.

Alicia Criado, asesora de asuntos de desarrollo económico de NCLR, comentó a la agencia EFE que: "A nivel nacional, los latinos contribuyen al fortalecimiento de nuestra economía y, aunque siempre ha tenido una conexión con latinos y América Latina, esta región vio un aumento porque muchos latinos fueron contratados en el sector de la construcción".

- Los latinos no sólo están cambiando la demografía regional, sino que están aumentando la dependencia de su mano de obra. Un firme liderazgo a favor de medidas que fomenten la integración de los latinos en la región será clave para que Nueva Orleans pueda continuar su recuperación económica - subrayó.

Renacimiento desigual

El edil de Nueva Orleans opina que el progreso es el "hilo conductor" de la ciudad portuaria. En la reconstrucción de la ciudad se han destinado unos 14.500 millones de dólares para infraestructuras, fortalecimiento de diques y medidas de protección contra huracanes.

No obstante las buenas intenciones del gobierno, luego de observar el desarrollo del distrito ocho, donde viven residentes de bajos recursos, y el distrito nueve, poblado de mansiones y amplios jardines, se nota que hay un desigual avance de la reconstrucción.

Pese a todo, el turismo ha regresado con fuerza y en 2011 la ciudad recibió ocho millones de visitantes, que inyectaron unos 5.000 millones de dólares en la economía local.

El estadio "Superdome", que "Katrina" convirtió en un campamento de refugiados, fue rebautizado como "Mercedes-Benz Superdome" y ahora cuenta con letreros de luces neón.

Tensiones entre latinos y afroamericanos

Después de la partida de "Katrina", un 20% de la población afroamericana emigró de la ciudad dejando puestos que ahora son llenados por los latinos.

El Censo de 2012 registró que los latinos son poco más del 5,2 % del total de 369.250 habitantes de la urbe, en comparación con el 3.1 % en 2000.

El aumento de la comunidad hispanoamericana es más palpable en suburbios como Kenner, conocido también como "La pequeña Honduras", donde los hispanos pasaron del 14 % al 22% de la población entre 2000 y 2010.

Con ese incremento poblacional que se hace evidente en las tiendas y restaurantes a lo largo de Williams Boulevard, ha florecido la demanda de misas en español, clases de inglés, programas para niños y servicios de asesoría en trámites migratorios, entre otros servicios de bilingüismo.

Esta pluralidad étnica plantea un desafío para una ciudad que ahora afronta una mayor demanda de servicios médicos y sociales y, en algunos casos, causa fricciones entre afroamericanos e hispanos.

El exalcalde de Nueva Orleans y presidente de la Liga Nacional Urbana, Marc Morial, apoya una reforma migratoria que incluya a los latinos y, a su parecer, hay señales esperanzadoras.

Morial hace un llamado a seguir "construyendo puentes" y a "operar como amigos" con los latinos, y asegura que los Estados Unidos están en camino de "convertirse en la mayor democracia multicultural en el mundo. A ese futuro no hay que temerle, sino que esta nación tiene que abrazarlo", enfatizó 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios