14 de Diciembre de 2017

Mundo

Corea del Norte libera a 'rebeldes' estadounidenses

Kenneth Bae y Matthew Miller fueron acusados de actos antigubernamentales y espionaje, respectivamente.

El estadounidense Mattew Miller cumplía una condena de seis años de prisión por presunto espionaje en Corea del Norte. (AP/Archivo)
El estadounidense Mattew Miller cumplía una condena de seis años de prisión por presunto espionaje en Corea del Norte. (AP/Archivo)
Compartir en Facebook Corea del Norte libera a 'rebeldes' estadounidensesCompartir en Twiiter Corea del Norte libera a 'rebeldes' estadounidenses

Agencias
WASHINGTON, D.C.- Los dos últimos ciudadanos estadounidenses que estaban presos en Corea del Norte viajaban de regreso a su país después de ser puestos en libertad, informaron el sábado funcionarios de los servicios de inteligencia estadounidenses.

El director de Inteligencia Nacional James Clapper acompaña a Kenneth Bae y Matthew Miller en su viaje a Estados Unidos, precisó un portavoz de Clapper a The Associated Press.

Bae y Miller eran los últimos estadounidenses en poder de Corea del Norte después de la puesta en libertad el mes pasado de Jeffrey Fowle, un residente de Ohio que estuvo detenido durante casi seis meses.

Miller, que reside en California, cumplía una pena de seis años de cárcel por cargos de espionaje, después de que en abril supuestamente arrancó la visa de turista de su pasaporte en el aeropuerto de Pyongyang y pidió asilo.

Bae, de Lynnwood, estado de Washington, es un misionero coreano-estadounidense con problemas de salud que cumplía una condena de 15 años por presuntas actividades antigubernamentales. Fue detenido en 2012 cuando dirigía un grupo de visitantes a una zona económica de Corea del Norte.

Fowler fue detenido después de dejar una Biblia en un club nocturno en la esperanza de que llegara a la comunidad cristiana clandestina.

Sin acción recíproca

El anuncio sobre la liberación de Bae y Miller se produjo un día antes de que el presidente estadounidense Barack Obama viaje al Asia en una gira de tres días.

El acontecimiento no significa un cambio en la postura de Estados Unidos sobre el disputado programa nuclear de Corea del Norte y esta nación debe demostrar que está dispuesta a respetar los compromisos hacia la desnuclearización y mejorar la situación de los derechos humanos, dijo un funcionario del gobierno estadounidense que habló con la condición del anonimato por tratarse de cuestiones de seguridad nacional.

El funcionario agregó que la liberación de los norteamericanos no implicaba ninguna acción recíproca.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios