18 de Diciembre de 2018

Mundo

Linchan a líder religioso por tratar de abusar y asesinar a una niña

El hombre secuestro a la menor y la llevó a un cementerio; cavaba una una fosa cuando fue descubierto por vecinos del lugar.

Un grupo de estudiantes porta pancartas en contra de los abusos sexuales durante unas protestas convocadas por la violación de una menor de edad en Karachi, Pakistán. (Archivo/EFE)
Un grupo de estudiantes porta pancartas en contra de los abusos sexuales durante unas protestas convocadas por la violación de una menor de edad en Karachi, Pakistán. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Linchan a líder religioso por tratar de abusar y asesinar a una niñaCompartir en Twiiter Linchan a líder religioso por tratar de abusar y asesinar a una niña

EFE
ISLAMABAD, Pakistán.- Un líder religioso de la ciudad de Multán, en el este de Pakistán, fue linchado por una turba y atado a un poste eléctrico cuando se descubrió que se disponía a violar y asesinar a una niña de tres años, informó hoy a Efe la Policía.

La menor se halla en perfecto estado de salud y el mulá, que daba lecciones en una escuela religiosa o madraza de la zona de Koraywala Colony, fue arrestado tras confesar sus intenciones, según un responsable policial de la ciudad, Irfán Sharif.

Según el relato policial, el religioso raptó a última hora del domingo a una niña que vio en las inmediaciones de la mezquita y la llevó a un cementerio cercano, donde empezó a cavar una fosa. Allí fue visto por varios vecinos que pasaban por el camposanto.

El grupo de vecinos, cada vez más numeroso, sospechó de la actitud del religioso, por lo que se abalanzó sobre él y, tras perseguirlo y golpearlo, lo ató a un poste en espera de que llegase la Policía.

La niña fue trasladada a un centro sanitario, donde se constató que se encontraba ilesa y fue entregada luego a su familia, según el diario local Express Tribune.

La sociedad paquistaní todavía está conmocionada por la violación en grupo de una niña de cinco años que fue abandonada por sus agresores en un hospital de la ciudad oriental de Lahore hace dos semanas.

Ese caso, por el que aún no se ha arrestado a ningún posible autor material, levantó numerosas protestas en todo el país y puso de manifiesto la pasividad de las autoridades contra los numerosos episodios de violencia sexual en Pakistán.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios