19 de Septiembre de 2018

Mundo

Llueven ataques en Irak

Por lo menos diez personas murieron -cinco de ellas policías-, en diferentes atentados en el país.

Miembros de las fuerzas de seguridad revisan lo que queda de una estación de electricidad que fue destruida tras un ataque. (Archivo/EFE)
Miembros de las fuerzas de seguridad revisan lo que queda de una estación de electricidad que fue destruida tras un ataque. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook <i>Llueven</i> ataques en IrakCompartir en Twiiter <i>Llueven</i> ataques en Irak

EFE
BAGDAD, Irak.- Al menos diez personas, la mitad de ellas agentes de seguridad, murieron hoy y otras nueve resultaron heridas en diferentes ataques perpetrados en Irak, informó a Efe una fuente del Ministerio de Interior.

Dos policías fallecieron por el estallido de un artefacto cerca de un puesto de control en el barrio de Al Risala, en el este de Mosul, capital de la provincia de Nínive, ubicada al norte de Bagdad.

Después de esa explosión, otro agente murió por disparos en ese mismo lugar, explicó la fuente.

Dos soldados iraquíes perecieron y dos resultaron heridos por la explosión de una bomba al paso de una patrulla militar en la zona de Al Qaiara, 50 kilómetros al sur de Mosul.

El gobierno de Irak informó que el mes de octubre fue uno de los meses más sangrientes desde el 2008

Mientras, un policía falleció y otros cuatro sufrieron heridas por el estallido de una bomba al paso de una patrulla policial en la zona de Al Alam, 10 kilómetros al este de Tikrit, capital de la provincia de Salahedin, al norte de Bagdad.

La explosión de un coche bomba causó tres heridos en la ciudad de Samarra, 40 kilómetros al sur de Tikrit, según la fuente.

En otro suceso, un dirigente de los Consejos de Salvación (milicia progubernamental) y su hijo perdieron la vida por la explosión de una bomba lapa en el vehículo en el que viajaban en la zona de Al Adim, 60 kilómetros al norte de la ciudad de Baquba, capital de la provincia de Diyala, al noreste de la capital.

En un suceso similar murió un funcionario del Ministerio iraquí de Vivienda en la zona de Al Gazaliya, en el oeste de Bagdad, mientras que un grupo armado asesinó con armas con silenciador a un policía iraquí cuando iba en su coche en la zona de Al Shaab, en el noreste de la capital.

El terrorismo y la violencia sectaria han aumentado en Irak en estos últimos meses, con ataques frecuentes contra los efectivos de seguridad y el Ejército, y contra la comunidad chií.

El pasado viernes, el Gobierno iraquí anunció que al menos 964 personas fallecieron por esos actos de violencia en octubre pasado, uno de los meses más mortíferos desde 2008. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios