12 de Noviembre de 2018

Mundo

Así se vivió la boda real del Príncipe Harry y Meghan

La ex actriz no dejaba de sonreír y de saludar a la gente que se agolpaba en su camino.

boda real.
boda real.
Compartir en Facebook Así se vivió la boda real del Príncipe Harry y MeghanCompartir en Twiiter Así se vivió la boda real del Príncipe Harry y Meghan

Agencia
Londres.- Con puntualidad británica, en torno a las doce del mediodía hora inglesa (13.00 horas en España), la novia ha llegado a la Capilla de San Jorge. Meghan Markle ha hecho, como estaba previsto, el recorrido desde el hotel en el que ha pasado la noche, Cliveden House Hotel, hasta la capilla acompañada por su madre Doria Ragland, en el Rolls-Royce Phantom que condujo a Kate y a su padre hasta la Abadía de Westminster el día de su boda con el príncipe Guillermo (29 de abril de 2011).

La emoción se pintaba en su rostro. La ex actriz no dejaba de sonreir y de saludar a la gente que se agolpaba en su camino, se podía ver desde la ventanilla del coche lo feliz que está. Quedan desvelados los secretos mejor guardados: cómo es su vestido de novia y qué tiara luce para dar el “sí” al príncipe Harry.

También te puede interesar: Conoce antes que nadie cómo será la Boda Real (En vivo)

La tiara que usa Meghan

La tiara está hecha en 1932 y consiste en una joya tipo bandeau hecha de diamantes, con un broche central que data de 1893, que fue hecha especialmente para la princesa Mary y diseñada específicamente para que se integrara un broche central -este se lo regaló el Condado de Lincoln a la princesa Mary en 1893 con motivo de su matrimonio con el príncipe George, Duque de York-. El broche se integró en la tiara en 1953. Meghan lleva también pendientes y collar de Cartier. El vestido es un diseño de Clare Waight Keller, la primera mujer nombrada Directora Artística en la historia de la casa francesa de Givenchy, fue el año pasado. Se trata de un vestido de líneas sencillas, de escote barco, y que marca la cintura. La línea del diseño, que tiene mangas tres cuartos, se extiende por la espalda hacia la cola. Meghan lleva también el velo sujeto por la tiara.

La madre de la novia

La madre de Meghan, Doria, se bajó del vehículo y accedió a la Capilla por el Pórtico de Galilea, donde la esperaba el Deán de Windsor, el reverendo David Conner, que es uno de los oficiantes de la ceremonia y quien la dirige. Ocupó su asiento visiblemente emocionada, incluso se limpió las lágrimas en alguna ocasión, antes de ver la entrada de su hija. Meghan, a quien también recibió el reverendo David Conner, subió las escaleras de la zona oeste de la Capilla de San Jorge sola, seguida por dos de los pajes de su cortejo que la ayudaban con la cola del vestido. Al toque de una fanfarria, caminó segura a través de la nave acompañada por su séquito de pajes y damas, entre los que están los hijos de los Duques de Cambridge, George y Charlotte.

En el altar la esperaba un nervioso Harry, a quien no le hicieron falta palabras. Una mirada es más que suficiente para expresar el amor con mayúsculas.

El recorrido de la novia

Su recorrido hasta el altar lo hizo sola hasta la mitad de la capilla y desde ahí siguió del brazo del príncipe Carlos, que ejerció el papel que correspondía a su padre Thomas Markle. "Ms. Meghan Markle ha pedido a Su Alteza Real el Príncipe de Gales que la acompañe hasta el altar de la Capilla de San Jorge el día de su boda. El príncipe de Gales está complacido de dar la bienvenida a la familia a la señorita Meghan Markle de esta forma", recoge el comunicado que envió el Palacio de Kensington.

Los títulos que adquirieron 

La gran boda real da comienzo después de que, esta misma mañana, se anunciaran los títulos que la Reina ha otorgado a la pareja. Los títulos del príncipe Harry serán Duque de Sussex, Conde de Dumbarton y Baron de Kilkeel, mientras que Meghan, tras su matrimonio, se convertirá en Su Alteza Real la Duquesa de Sussex. Este es un día que la pareja guardará seguro para siempre en el corazón. Meghan y su madre hicieron el recorrido por The Long Walk, el camino de cinco kilómetros que atraviesa Windsor Great Park, desde el monumento a caballo de Jorge III, conocido como The Copper Horse, hasta la puerta de Jorge IV que protege el Castillo de Windsor, en medio del calor de los cientos de personas que han llegado de distintos puntos de Inglaterra para arropar a los novios reales.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios