22 de Septiembre de 2018

Mundo

Maduro, heredero al que le quedó grande el traje

Festeja el aniversario en medio de un clima enardecido por la ola de protestas contra la crisis social y económica.

El ahora presidente Nicolás Maduro ganó hace un año las elecciones en Venezuela.(Agencias/Archivo)
El ahora presidente Nicolás Maduro ganó hace un año las elecciones en Venezuela.(Agencias/Archivo)
Compartir en Facebook Maduro, heredero al que le quedó grande el trajeCompartir en Twiiter Maduro, heredero al que le quedó grande el traje

Agencias
CARACAS, Venezuela.- Sin el carisma de Hugo Chávez, quien lo nombró antes de morir su "heredero" político, el presidente Nicolás Maduro cumple este sábado un año en el poder, en medio de un clima enardecido por la ola de protestas contra la crisis social y económica que mantiene crispado el ambiente político y social en Venezuela.

El primer aniversario llega con el diálogo iniciado bajo mediación de la Nunciatura entre su gobierno y un sector de la oposición, en un país virtualmente dividido en dos.

"Lo más positivo en este primer año fue que Maduro se mantuvo en el poder a pesar de los pronósticos. Sigue controlando la esfera política, militar y tiene el reconocimiento internacional", dijo a la agencia ANSA el analista político, Carlos Romero.

Y agrega: lo negativo, es que tiene "una crisis económica que viene desde finales del 2012 y que se profundizó durante su primer año de gestión, las protestas sociales, sobre todo las que se han derivado a partir de febrero de este año y la represión estatal gubernamental", dijo Romero, profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

"La situación económica y en general, es muy conflictiva, de mucha incertidumbre en cuanto al futuro del país", aseveró.

Las protestas que jaquean el país han causado 41 muertos, centenares de heridos y miles de detenidos

Maduro, proclamado por Chávez como su "sucesor" el 8 de diciembre del 2012, ganó las elecciones presidenciales del 14 de abril pasado con una ventaja de 1,49%, poco más de 200 mil votos sobre el opositor, Henrique Capriles, quien desconoció e impugnó los resultados.

A partir de allí, Venezuela recorrió un año difícil marcado por una dura situación económica con una inflación galopante y escasez de alimentos, en medio de una creciente protesta de la oposición y de movimientos estudiantiles.

Maduro intentó en este año profundizar el socialismo proclamado por Chávez manteniendo los programas sociales, llamados "misiones". Pero Romero dijo que estos planes son "muy costosos, no llegan a todo el mundo y siempre están confrontados con una realidad diaria de escasez e inflación".

Sin embargo, el analista añadió que, aunque "la popularidad de Maduro ha bajado aproximadamente un 10%, eso no quiere decir que esté en mala condiciones". "Pero le falta algo, que no es solamente la ausencia de presidente Chávez, sino el carisma que él tenía", acotó.

El analista advirtió que "si continua la crisis económica, la protesta social y la respuestas represiva del gobierno, el cuadro va hacer mucho más difícil para Maduro".

En este sentido estimó que a pesar del "mecanismo de diálogo" que está buscado con la oposición y el empresariado, "tiene que asumir dos grandes decisiones" "La primera dejar el estilo belicoso y excluyente, que lo ha caracterizado este año y la segunda, reconocer que la experiencia socialista tiene que ser de capitalismo mixto y no de socialismo total en contra de la empresa privada", concluyó.

Sin embargo, Alfonso Rodríguez, catedrático de la Universidad de Los Andes (ULA) y dirigente del gobernante partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), dijo a ANSA que "a un año del gobierno de Maduro el balance desde el punto de los objetivos del socialismo es positivo, si se toma en cuenta la conmoción nacional por la desaparición del presidente Hugo Chávez y el esfuerzo sobrehumano que se hizo para darle paso a la transición a Maduro".

A su juicio "el pueblo tiene muchas esperanzas en el gobierno de Maduro y las encuestas que se hacen casa por casa nos dicen que la popularidad del presidente ronda el 56% de apoyo popular".

"Y eso lo demuestra el fracaso de las guarimbas (barricadas), que fueron muy focalizadas y agresivas, pero que fracasaron por el apoyo popular que tiene el presidente", indicó.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios