20 de Septiembre de 2018

Mundo

Manos libres, más peligroso que el celular

Según un estudio de la asociación automovilística AAA, los dispositivos 'flotantes' distraen más que los otros.

De acuerdo a algunos expertos, los aparatos de manos libres permiten ver a automovilistas, pero les impiden observar.
(alpueblopanycircos.blogspot.com/Contexto)
De acuerdo a algunos expertos, los aparatos de manos libres permiten ver a automovilistas, pero les impiden observar. (alpueblopanycircos.blogspot.com/Contexto)
Compartir en Facebook Manos libres, más peligroso que el celularCompartir en Twiiter Manos libres, más peligroso que el celular

Agencias
WASHINGTON, D.C.- Usar comandos de voz para enviar mensajes de texto y correos electrónicos mientras se conduce un automóvil, algo que se promueve como una alternativa segura, de hecho distrae más a los conductores y es más peligroso que simplemente usar el teléfono celular para hablar, según un nuevo estudio de la asociación automovilística AAA.

Los fabricantes de autos han estado tratando de impresionar a los compradores de autos nuevos, en especial a los jóvenes, con sistemas de información y entretenimiento que permiten a los conductores usar comandos de voz para diversas tareas, desde encender los limpiaparabrisas hasta publicar mensajes en Facebook u ordenar una pizza, dio a conocer The Associated Press.

El argumento es que los dispositivos de manos libres son más seguros porque permiten a los conductores mantener las manos en el volante y los ojos en el camino.

Sin embargo, los investigadores descubrieron que hablar por teléfono a distancia no es significativamente más seguro que tomar el teléfono con la mano, y que los aparatos que convierten voz en texto son los que más distraen.

Los sistemas de comandos de voz para enviar texto que permiten a los conductores enviar, editar, o borrar mensajes de correo electrónico y mensajes de texto requirieron mayor concentración de los conductores que otras actividades potencialmente distractoras analizadas en el estudio, como hablar por teléfono, conversar con un pasajero, escuchar un audiolibro o la radio.

Mientras más sea la concentración requerida para realizar una tarea, más probable es que el conductor desarrolle lo que los investigadores llaman "visión de túnel" o "ceguera por falta de atención".

Los conductores dejarán de examinar el camino, sus lados o usar los retrovisores. En su lugar, miran sólo al frente, pero sin observar semáforos y peatones.

'Miró, pero no observó'

"La gente no ve lo que necesita ver para conducir. Esa es la parte que más miedo me da", dijo Peter Kissinger, presidente y director general de la Fundación por la Seguridad de Tráfico de AAA, el área del grupo encargada en investigación de la seguridad.

"Los reportes de la Policía sobre la investigación de accidentes están llenos de comentarios como 'miró, pero no observó'. Eso es lo que los conductores le dicen. Solemos pensar que están mintiendo, pero ahora sabemos que eso es realmente cierto".

Existen aproximadamente nueve millones de automóviles y camionetas en las calles con sistemas de información y entretenimiento, y eso ascenderá a cerca de 62 millones de vehículos para 2018, informó la vocera de AAA Yolanda Cade, usando como referencia un estudio de la industria automotriz.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios