20 de Septiembre de 2018

Mundo

Marchas en Chicago por cambios en inmigración

El Día del Trabajo se celebra en momentos en que el Congreso estudia un plan para ofrecer la ciudadanía a miles de indocumentados.

Inmigrantes aprovecharon eventos del Día del Trabajo en Estados Unidos para abordar el tema de la reforma migratoria. La imagen corresponde a Los Ángeles. (Agencias)
Inmigrantes aprovecharon eventos del Día del Trabajo en Estados Unidos para abordar el tema de la reforma migratoria. La imagen corresponde a Los Ángeles. (Agencias)
Compartir en Facebook Marchas en Chicago por cambios en inmigraciónCompartir en Twiiter Marchas en Chicago por cambios en inmigración

Agencias
CHICAGO, EU.- Miles de manifestantes pidieron el miércoles cambios a las leyes de inmigración y poner fin a las deportaciones, al tiempo que el senador federal Dick Durbin calificó la ley que se debate en el Congreso como una "oportunidad que sólo se da una vez en la vida" y exhortó a la multitud a mantener la presión sobre los legisladores.

La marcha anual y mitin por el Día del Trabajo en el centro de Chicago se realizó en momentos que el Congreso estudia un amplio paquete legislativo que contempla ofrecer un camino a la ciudadanía a unos 11 millones de personas que viven sin autorización en Estados Unidos.

De acuerdo con AP, una de esas personas es Aracely Rafael, quien llegó ilegalmente a Chicago hace 15 años y dijo que decidió participar en el mitin por primera vez porque tiene nuevas esperanzas de naturalizarse. A esta trabajadora de un restaurante y de 35 años, madre de dos hijos, se le aguaron los ojos mientras hablaba de lo que significaría vivir sin permiso en el país.

"Pudiera tener un mejor empleo y viajar a visitar a mi familia en México", dijo Rafael, quien no ha visto a sus padres desde que vino a Estados Unidos.

Durbin, quien fue parte del grupo bipartidista de ocho senadores que redactaron la propuesta, dijo que fue un proceso largo, pero que los partidarios todavía están "al comienzo de este proceso". Señaló que la propuesta se redactó en colaboración con líderes sindicales y empresariales.

"Esta es la mejor oportunidad que hemos tenido en 25 años de aprobar una reforma integral de la inmigración", dijo el demócrata por Illinois. "Es necesario que aprovechemos esta oportunidad".

Aunque la mayoría de los presentes eran hispanos, también participaron personas que no pertenecían a ese grupo. Marcharon representantes de sindicatos, iglesias e inmigrantes de muy distintas nacionalidades.

Y al igual que muchas de las actividades celebradas en todo el país y el resto del mundo, el mitin de Chicago estuvo lleno de historias personales de gente afectada por las leyes de inmigración.

Liz Márquez, de 9 años, habló en español e inglés sobre su padre, que vino ilegalmente a Estados Unidos y que tiene pendiente una orden de deportación. Márquez, ciudadana estadounidense que vive con sus padres y tres hermanos en el suburbio de Stone Park, dijo que todas las noches se preocupa de que su padre no llegue a casa. La niña lloró cuando le pidió ayuda a Durbin.

"Ningún niño debe ve vivir así", dijo.

Los mítines relacionados con exigencias de una reforma inmigratoria comenzaron a aprovechar la fecha en que buena parte del mundo conmemora el Día del Trabajo desde 2000, en Los Angeles, y alcanzaron su punto máximo en 2006, después que la Cámara de Representantes aprobó una dura ley contra la inmigración. Ese año, medio millón de manifestantes convergieron en Chicago para exigir una reforma a las leyes de inmigración.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios