09 de Diciembre de 2018

Mundo

El falsificador que engañó durante 30 años a los museos

El pintor se hizo pasar por un rico benefactor logrando de esa manera introducir falsificaciones de grandes obras de arte.

Mark Landis es uno de los falsificadores de arte más prolíficos de la historia de EU. (marklandisoriginal.com)
Mark Landis es uno de los falsificadores de arte más prolíficos de la historia de EU. (marklandisoriginal.com)
Compartir en Facebook El falsificador que engañó durante 30 años a los museosCompartir en Twiiter El falsificador que engañó durante 30 años a los museos

Agencias
LONDRES, Inglaterra.- Un pintor estadounidense que se hacía pasar por un rico benefactor logró introducir falsificaciones de grandes obras de arte en multitud de respetadas galerías durante 30 años.

El pintor estadounidense Mark Landis, uno de los falsificadores de arte más prolíficos de la historia de EU, donó una gran cantidad de falsificaciones de cuadros a reconocidos museos durante tres décadas y tal vez nunca hubiera sido descubierto si no hubiera ofrecido copias de las mismas obras a diferentes galerías, informa el portal Slate, según publica el sitio web actualidad.rt.

"Obviamente no es un crimen regalar cuadros a museos, me trataron como a un miembro de la realeza. La cosa sucedió y seguí haciéndolo durante 30 años", ha declarado Landis, quien se presentaba ante los directores de los museos como el sacerdote jesuita Arthur Scott.

"Fue un impulso para impresionar a mi madre. Siempre admiré a los coleccionistas ricos en la televisión que regalan pinturas a museos", explica.

El falsificador, quien sufrió un colapso nervioso tras la muerte de su padre y al que le fue diagnosticada esquizofrenia, comenzó a llevar a cabo esta práctica a mitad de los años 80, cuando donó obras al museo de California (EU) que atribuía al pintor estadounidense Maynard Dixon.

"Les puse el nombre de Maynard Dixon porque eso era lo que quería el museo. Él era un artista 'cowboy', así que fui a la biblioteca y saqué unos libros de fotografías de indígenas estadounidenses y copié algunas", cuenta.

Matt Leininger, el encargado de examinar las nuevas obras de arte en el museo de Oklahoma City (EU), descubrió en el año 2008 esta farsa cuando recibió de Landis lo que parecían ser pinturas de los artistas franceses del siglo XIX Paul Signac y Stanislas Lepine. 

"Indagué un poco sobre la obra de Signac y apareció en un informe de prensa de la Escuela de Arte de Savannah con la misma atribución: Mark Landis. Investigué sobre el Lepine y había salido en un informe de prensa de la Universidad de Arte Moderno de Saint Louis con exactamente la misma atribución. Eso hizo saltar la alarma", cuenta. 

Landis nunca ha sido juzgado ya que no recibió pago alguno, por lo que no infringió ninguna ley. La responsabilidad de diligencia debida recayó sobre las instituciones que aceptaron sus donaciones.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios