16 de Diciembre de 2018

Mundo

Matan a tiros a 17 suníes en Irak

Los ataques probablemente acrecentarán los temores de que Irak podría regresar a aquellos años que dejaban miles de muertos por mes.

Un policía monta guardia frente a la mezquita suní Al-Hassan en Basora, Irak. (Agencias)
Un policía monta guardia frente a la mezquita suní Al-Hassan en Basora, Irak. (Agencias)
Compartir en Facebook Matan a tiros a 17 suníes en IrakCompartir en Twiiter Matan a tiros a 17 suníes en Irak

Agencias
BAGDAD, Irak.- Diecisiete suníes han muerto a tiros en la ciudad de Basora en las dos últimas semanas después de amenazas de represalias por los ataques contra chiíes en otras partes de Irak, dijeron la policía y un líder comunitario suní.

Los suníes en Basora, ciudad de mayoría chií, eran atacados con frecuencia durante las matanzas sectarias entre 2004 y 2008 que llevaron al país al borde de la guerra civil. Los ataques en la ciudad portuaria sureña probablemente acrecentarán los temores de que Irak podría estar encaminándose al mismo ciclo de violencia de aquellos años que dejaban miles de muertos por mes.

Abdul-Karim al-Jazrachi, que dirige la Fundación Suní que supervisa sus sitios sagrados en la ciudad, dijo el lunes que esa facción religiosa decidió cerrar sus mezquitas debido al "grave deterioro de la seguridad y la continuación de las matanzas sectarias".

Jazrachi dijo a The Associated Press en una entrevista telefónica desde Bagdad que las matanzas fueron precedidas por amenazas -cartas que llegaban con balas en el sobre, mensajes de texto- de venganza por los ataques a los chiíes en todo Irak. Las cartas exigían que los suníes abandonaran la provincia. Agregó que se desconoce la identidad de los atacantes.

Los suníes en Irak protestan desde diciembre por considerar que el gobierno, de mayoría chií, los trata como ciudadanos de segunda clase

Las víctimas, agregó, incluyen clérigos, feligreses y otras personas. El más reciente fue un verdulero de 70 años que fue acribillado a tiros dentro de su comercio el lunes por la noche. Un oficial de policía confirmó las 17 muertes amparándose en el anonimato por no estar autorizado a hablar con la prensa.

Jazrachi explicó que el cierre de las mezquitas era para "proteger a los suníes en la provincia" como también "un mensaje a los encargados de la seguridad para cumplir con sus responsabilidades".

Basora es la segunda ciudad de Irak, situada a 550 kilómetros (340 millas) al sudeste de Bagdad. Estuvo controlada durante años por milicias hasta que el ejército iraquí, respaldado por Estados Unidos, retomó control después de una serie de ofensivas en el 2008.

Los suníes en Irak protestan desde diciembre por considerar que el gobierno, de mayoría chií, los trata como ciudadanos de segunda clase, y exigen la abolición de algunas leyes que consideran discriminatorias. La situación se deterioró en abril después que los soldados lanzaron una ofensiva contra un campamento de manifestantes suníes en la ciudad de Hawija, a 240 kilómetros (150 millas) al norte de Bagdad y en los enfrentamientos que siguieron murieron 44 civiles y un miembro de las fuerzas de seguridad, según un cálculo de las Naciones Unidas.

Desde entonces la violencia se ha intensificado en Irak. Ataques con bombas atribuidos a la rama local de Al Qaeda han matado a cientos de civiles chiíes en mezquitas, mercados y otros sitios. Los ataques de represalia a mezquitas suníes han sido menos sangrientos en general, pero de todos modos han dejado decenas de muertos.

Más de 4 mil personas han muerto, entre ellas 804 en agosto, según cifras de la ONU. Las cifras mensuales de muertos son las más altas desde el 2008.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios