19 de Septiembre de 2018

Mundo

Policía pensó que matanza en Bataclan era una broma

Una mujer que estaba cautiva en el sitio intentó pedir auxilio, pero el operador le colgó alegando que estaba bloqueando la línea.

El 13 de noviembre de 2015 pintó de negro una de las páginas de la historia francesa. 130 personas murieron víctimas de terroristas. (Archivo/AP)
El 13 de noviembre de 2015 pintó de negro una de las páginas de la historia francesa. 130 personas murieron víctimas de terroristas. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook Policía pensó que matanza en Bataclan era una bromaCompartir en Twiiter Policía pensó que matanza en Bataclan era una broma

Agencias
PARÍS, Francia.- Más allá de los debidos homenajes, de las lágrimas y de las mil historias del trágico 13 de noviembre que cambió la historia de Francia, llegaron esta martes, ante la comisión parlamentaria que debería desvelar la verdad, los testimonios verdaderos y crudos de los sobrevivientes de los atentados, en los que 130 personas fallecieron.

Entre quien protestaba por la lentitud en el reconocimiento de los cadáveres o por el retraso en la intervención de la policía, no fueron muchos los elogios a los servicios del Estado. Demasiadas cosas funcionaron mal, y mucho se lamenta lo que se habría podido evitar.

Sorprendió, entre otros, el testimonio de Caroline Langlade, quien en la sala de conciertos Bataclan se atrincheró en un palco de nueve metros cuadrados, con otras 40 personas. Agarró su teléfono móvil, en la oscuridad, y llamó a la policía.

Le contestó una agente de policía que le pidió que "hablase más alto". "Le expliqué que estaba retenida, y ella me dijo que estaba bloqueando la línea y que tenían una emergencia verdadera. Después se puso nerviosa y me colgó en las narices diciéndome, 'peor para usted'".

Otra sobreviviente relató las tres horas encerrada con otros rehenes en otro palco del Bataclan, con la puerta bloqueada con una nevera y un sofá. Un yihadista intentó abrir haciéndose pasar por un policía pero no le abrieron: "Votamos levantando la mano". Nadie se fió y no abrieron.

'Buena señal'

También habló Sophie, hija de Manuel, Dias, única víctima fallecida en el atentado del comando kamikaze en el Estadio de Francia: "el número de emergencia era inaccesible desde el extranjero donde yo me encontraba, mi madre ha intentado continuamente, le dijeron 'no se preocupe, si no tiene noticias es una buena señal', y en cambio no era así".

"Tenemos mil preguntas y esperamos respuestas", dijo Georges Salines, presidente de la Asociación de víctimas, delineando un cuadro muy poco alentador sobre el funcionamiento de las estructuras ante la emergencia terrorista.

"Cómo fue posible que familias hayan esperado tres días para saber si su pariente estaba vivo o muerto?", se preguntó. "Otras han velado el cuerpo de un hijo que no era el suyo", agregó. "A día de hoy, gestionar un file Excel con 130 personas no me parece una prueba insuperable", dijo.

Caroline Langlade habló de "administración burocrática e inhumana". 

(Información de Ansa Latina)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios