16 de Noviembre de 2018

Mundo

Matanza en centro comercial de Nairobi pudo evitarse

El sangriento ataque es un claro ejemplo de que el extremismo islámico se está extendiendo por el mundo, señalan especialistas.

Cientos de personas hacen fila esperando donar sangre para los heridos. (Agencias)
Cientos de personas hacen fila esperando donar sangre para los heridos. (Agencias)
Compartir en Facebook Matanza en centro comercial de Nairobi pudo evitarseCompartir en Twiiter Matanza en centro comercial de Nairobi pudo evitarse

Agencias
NAIROBI, Kenia.- La masacre en un centro comercial de la capital de Kenia, Nairobi, ha dejado decenas de muertos y desaparecidos. Según algunos expertos, el ataque sangriento podía haber sido evitado.

El centro comercial fue elegido como objetivo del ataque porque es difícil proteger este edificio, "tiene muchas entradas y salidas y siempre se encuentra mucha gente dentro", comenta el presidente de la Asociación de Veteranos de la Unidad Antiterrorista rusa Alfa, Serguéi Goncharov.

Según el experto, la verdadera razón por la cual este atentado ha sido posible radica en las acciones incorrectas del Gobierno keniano, que no entiende correctamente los procesos que pasan en todo el mundo y no se dan cuenta del crecimiento del fundamentalismo islámico. Además, era posible prepararse para esto, cree Goncharov. "Fue evidente que los islamistas iban a vengarse por su derrota en Somalia".

Las autoridades han detenido a más de 10 sospechosos; la cifra de muertos asciende a 62 y los heridos a 180

La situación islámica se ha extendido no solo a Kenia, sino también a otros países y está en aumento. Esto debería haberse previsto. El extremismo islámico 'devora' no solo a África, sino también a Asia Central, el Cáucaso del Norte ruso. Poco a poco, este problema afectará a todos los países del mundo en un futuro próximo. Creo que hoy en día este es el problema número uno", dijo Goncharov.

En la operación de rescate de los rehenes participaron los servicios especiales de varios países. Según Goncharov, el intento de liberar a los rehenes con las Fuerzas Armadas de Kenia "no fue una operación especial en el sentido en el que lo entienden los profesionales, sino una simple operación del Ejército. Esto explica la gran cantidad de víctimas. Cuando quedó claro que el Ejército no podía resolver el problema, Kenia pidió ayuda de otros estados".

Según varios expertos, el atentado en la capital de Kenia es un indicador del efecto dominó de la actividad de los grupos terroristas, desencadenada en gran parte por una imitación del combate contra el terrorismo.

"Por desgracia, no es el primer caso. Lo que ha ocurrido ahora, se debe a la situación en Somalia. Por desgracia, los terroristas hicieron lo que habían amenazado previamente. El problema es que este ataque puede estimular a la acción de otros grupos. Esta es una muy mala señal", cree el politólogo, experto en cultura islámica y miembro del Consejo Científico del Centro Carnegie de Moscú Alexéi Malashenko.

Según el politólogo, lo que más preocupa es que los terroristas justificaron sus acciones con el islam. "Liberaron a los musulmanes, y el resto ya no es gente para ellos. Es muy triste. Esto prueba que los grupos terroristas pueden actuar incluso en los lugares donde los atentados no son una cosa frecuente", dijo. 

"Este atentado mostró que hay una tendencia a la ampliación de la geografía del terrorismo. Pero lo principal es la causa de esta 'audacia' de los terroristas. A mi juicio, los grupos terroristas en gran sentido han sido empujados a actuar porque a menudo nadie lucha contra ellos, sino que tiene lugar una simulación de una lucha contra el terrorismo. Esto es muy actual, basta con fijarnos en las acciones prácticas de EU en su lucha contra la amenaza terrorista", indica, a su vez, el director general de la Agencia rusa de Información Política, Alexéi Mujin.

Modelo de tolerancia

Los yihadistas en Kenia son activos desde hace mucho tiempo. Uno de los primeros ataques importantes de Al Qaeda fue implementado en 1998 y fue dirigido contra la embajada de EU en Nairobi. "Los musulmanes de Kenia casi nunca participaron en ataques terroristas", dice el periodista Alexander Meleagrou-Hitchens en un artículo para la revista 'Foreign Affairs'. 

El periodista aclara que "Kenia, poblada por una gran mayoría cristiana, ha sido durante mucho tiempo un modelo de tolerancia religiosa y su parte musulmana no es una excepción. Los kenianos por lo general solían colocarse en el otro lado en esta lucha: en la misión de la Unión Africana de paz en Somalia (AMISOM), establecida en 2007 para apoyar al Gobierno de Transición de Somalia y la lucha contra el movimiento Al Shabaab".

Pero las tensiones entre la mayoría cristiana y la minoría musulmana en este país están creciendo. Por otra parte hay muchas razones, entre ellas el fortalecimiento de los grupos salafistas, así como la marginación política y económica de los musulmanes. 

Estos problemas se ven agravados por una serie de ataques contra las iglesias, destinados específicamente para aumentar la ansiedad y la preocupación en la comunidad. 

En noviembre pasado, jóvenes cristianos se amotinaron en respuesta a la explosión de una granada en el barrio marginal de Nairobi de Eastleigh, y atacaron a los musulmanes y sus negocios.

Ellos atacaron a los musulmanes en sus casas, tiendas y negocios. Al Shabaab inmediatamente se dirigió a Twitter, usando muestras de violencia sectaria. 

El grupo terrorista declaró que los musulmanes de Kenia deberían "considerar estos ataques como una clara declaración de guerra y proteger su propiedad y su dignidad", aclara Alexander Meleagrou-Hitchens. 

La escalada de las tensiones en los últimos años, esta es claramente una de las razones por las que hoy en día en las filas de Al Shabaab en Somalia luchan unos 500 musulmanes de Kenia.

Identifican agresores

La ministra de Relaciones Exteriores de Kenia, Amina Mohamed, dijo este lunes que el grupo que atacó el centro comercial en Nairobi incluye a por lo menos tres ciudadanos estadounidenses de origen somalí o árabe.

En declaraciones ofrecidas al programa de la televisión pública estadounidense, PBS NewsHour, Mohamed dijo que entre los atacantes también hay una mujer británica.

Según ella, la naturaleza del ataque sugiere al Shabab había estado trabajando con grupos de otras partes del mundo para extender su alcance y sus capacidades.

El Departamento de Estado de EU dijo que aún no podía confirmar los reportes que indicaban que había estadounidenses involucrados, pero que lo estaba investigando.

Continúa operativo

El Ejército keniano ha tomado el "control" del centro comercial Westgate de Nairobi, ocupado desde el pasado sábado por la milicia fundamentalista somalí Al Shabab.

Así lo ha asegurado el Ministerio del Interior en su perfil de la red social Twitter, en la que afirma creer que todos los rehenes "han sido evacuados".

El Ejército, que no da por concluida la operación, continúa "peinando" el edificio para asegurarlo, añade el Gobierno keniano, que ha confirmado la muerte de tres terroristas en el "asalto final" de las fuerzas armadas.

La Policía ha informado de la detención de más de diez sospechosos relacionados con este asalto terrorista, en el que después de 61 horas han fallecido al menos 62 personas y otras 180 han resultado heridas.

Según la Cruz Roja, también hay cerca de 60 desaparecidos con los que no se ha podido entrar en contacto desde que comenzó el asalto.

Durante estos tres últimos días, las fuerzas de seguridad y los cuerpos de voluntarios han logrado evacuar a un millar de personas del Westgate, uno de los centros comerciales más lujosos de la ciudad.

(Con información de EFE y Actualidad RT)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios