26 de Septiembre de 2018

Mundo

Los muertos que no descansan en Srebrenica

A dos décadas de la masacre en Srebrenica, las mujeres que sobrevivieron siguen buscando los cuerpos de sus maridos e hijos asesinados.

Una niña bosnia musulmana llora en el memorial de Potocari durante el funeral de los 175 bosnios musulmanes identificados y enterrados en Srebrenica, hace un año. (Archivo/EFE)
Una niña bosnia musulmana llora en el memorial de Potocari durante el funeral de los 175 bosnios musulmanes identificados y enterrados en Srebrenica, hace un año. (Archivo/EFE)
Compartir en Facebook Los muertos que no descansan en SrebrenicaCompartir en Twiiter Los muertos que no descansan en Srebrenica

Rusmir Smajilhodzic/Calin Neacsu/AFP (Publicado en Milenio)
SARAJEVO, Bosnia.- Tenían uno, dos y tres hijos, y un marido. Pero Fátima, Rejha y Sabaheta perdieron a sus hombres en la matanza de Srebrenica, en Bosnia oriental, y 20 años después siguen en busca de algunos de sus cadáveres.

Su soledad comenzó el 11 de julio de 1995, cuando las tropas serbias de Bosnia tomaron el control del enclave musulmán, "zona protegida" de las Naciones Unidas.

"Los obuses caían por todas partes. Había heridos, muertos en la calle. Mucha gente, mujeres, niños que intentaban huir. Los hombres y los muchachos tomaron los senderos del bosque. Nos separamos", recuerda Fátima Aljic, de 66 años y residente en Sarajevo.

Su marido y sus dos hijos se unieron a una columna de unos 15 mil hombres que iniciaron un periplo de un centenar de kilómetros para llegar al territorio controlado por las fuerzas musulmanas. Miles de ellos no lo consiguieron.

Acompañada por su madre, Aljic llegó hasta una base de la ONU en Potocari, cerca de Srebrenica, donde esperaban hallar refugio unas 26 mil personas, en su mayoría mujeres y niños, pero también cientos de hombres.

Veinte años más tarde, este espacio alberga el memorial de la matanza en el que están enterradas más de seis mil 200 víctimas identificadas.

La soledad de Fátima, Rejha y Sabaheta comenzó el 11 de julio de 1995, cuando las tropas serbias de Bosnia tomaron el control del enclave musulmán

Las fuerzas serbobosnias mataron a uno ocho mil hombres y niños musulmanes en unos días en julio de 1995 en Srebrenica.

Esta matanza, la peor cometida en territorio europeo desde la Segunda Guerra Mundial, fue calificada de genocidio por la justicia internacional.

El 11 de julio, con motivo del 20 aniversario de la matanza, Fátima enterrará a su hijo más joven, Dzemal, que tenía 17 años cuando lo mataron. Sus restos mortales han sido exhumados de una de las 93 fosas comunes halladas en los alrededores de Srebrenica.

"Lo he visto. Hay la pelvis, un pie, un brazo y una pierna. Es espantoso, triste", afirma intentando contener las lágrimas.

Los restos del marido de Fátima y de otro hijo, Seval, que tenía 21 años, aparecieron en una fosa en 1996 y fueron enterrados en el memorial.

Su hijo mayor, Sabahudin, que tenía 22 años cuando desapareció en 1992, al comienzo de la guerra (1992-95), nunca apareció.

Lo mismo le ocurrió al primogénito de Rejha Ademovic, Nezir, que tenía 22 años en 1995.

El benjamín de Ademovic, de 64 años, se llamaba Muamer y tenía 15 años cuando fue ejecutado. Sus restos descansan en el memorial tras ser hallado en una fosa en 2006. El sábado enterrará los de su marido, Hakija.

Los tres se fueron juntos. "Pensé que el más joven se iba a salvar porque era menor. Pero su cuerpo fue el primero que se encontró", cuenta Rejha. "No me los saco de la cabeza, a veces no duermo en toda la noche. Se fueron tan jóvenes", suspira.

Rijad, el hijo de Sabaheta Fejzic, tenía 16 años cuando lo separaron de su madre frente a la base de la ONU en Potocari. Su marido, que optó por intentar salvarse escapando por el bosque, sigue desaparecido.

Sabaheta revive a diario el momento en el que los militares serbios se lo arrancaron de los brazos y lo subieron a un camión.

"Ordenaron a mi hijo que se separara de mí, hicimos como que no los habíamos escuchado. Entonces me lo arrancaron de los brazos. No podía hacer nada, eran más numerosos. Rijad se echó a llorar y solo me dijo: 'Mamá, vete por favor'".

El genocidio

La Masacre de Srebrenica, también conocida como Genocidio de Srebrenica consistió en el asesinato de aproximadamente unas ocho mil personas de etnia bosnia musulmana en la región de Srebrenica, en julio de 1995, durante la Guerra de Bosnia por parte de serbios. 

Dicho asesinato masivo, llevado a cabo por unidades del Ejército de la República Srpska, el VRS, bajo el mando del general Ratko Mladić, así como por un grupo paramilitar serbio conocido como "Los Escorpiones", se produjo en una zona previamente declarada como "segura" por las Naciones Unidas ya que en ese momento se encontraba bajo la supuesta protección de 400 cascos azules holandeses.

Aunque se buscaba supuestamente la eliminación de los varones bosnios musulmanes, la masacre incluyó el asesinato de niños, adolescentes, mujeres y ancianos, con el objetivo de conseguir la limpieza étnica de la ciudad. 

Tras los Acuerdos de Dayton, que pusieron fin a la guerra, Srebrenica quedó ubicada en la subdivisión del país denominada República Srpska, que agrupa al 90 por ciento de los serbios de Bosnia.

En su sentencia condenatoria del general serbo-bosnio Radislav Krstić, el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (ICTY), calificó los acontecimientos de Srebrenica como un acto de genocidio, ya que este hecho constituye el mayor asesinato masivo en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

(Fuente: wikipedia.org)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios