20 de Septiembre de 2018

Mundo

A Graham 'no le preocupa' morir en un accidente

La obra personifica el aspecto que tendría el ser humano de haber evolucionado hacia la inmunidad frente a los accidentes.

Graham es el prototipo de humano que sería resistente a todos los accidentes de tráfico. (elsalvador.com)
Graham es el prototipo de humano que sería resistente a todos los accidentes de tráfico. (elsalvador.com)
Compartir en Facebook A Graham 'no le preocupa' morir en un accidenteCompartir en Twiiter A Graham 'no le preocupa' morir en un accidente

Milenio
CIUDAD DE MÉXICO.- Se llama Graham y es el prototipo de humano que sería resistente a todos los accidentes de tráfico.  La figura no solo representa un avance científico, sino que reivindica la seguridad al volante y nos recuerda la vulnerabilidad el cuerpo humano.

La escultura personifica el aspecto que tendríamos de haber evolucionado hacia la inmunidad frente a los accidentes. Ha sido encargado por las autoridades de Seguridad Vial del Estado de Victoria (Australia) y desarrollado por un traumatólogo, Christian Kenfield, un experto en seguridad vial, David Logan y la conocida artista, Patricia Piccinini.

Graham, 'la única persona diseñada para sobrevivir en la carretera', está compuesto de fibra de vídrio, silicona, resina y pelo humano. Entre sus cualidades más características, destaca una cabeza más ancha de lo normal, recubierta por una gran cantidad de tejido graso, y la ausencia de cuello, para que, lógicamente, sea imposible partírselo.

El resto del cuerpo cuenta con unas costillas extremadamente resistentes con una gran caja torácica que ejerce de airbag y absorbe la energía producida por cualquier choque. Según Logan: 'Nuestros cuerpos no están preparados para soportar las fuerzas que intervienen en un accidente normal', precisamente por eso Graham está diseñado con grandes cavidades y recubierto de una piel gruesa y llena de grasa, para 'absorber toda la energía derivada al colisionar'.

'Las posibilidades de sufrir un accidente fatal a velocidades tan bajas como 30 km/h son muy elevadas', indica el traumatólogo Kenfield, y el objetivo es hacer 'reflexionar y concienciar' a todos los asistentes que vayan a ver a Graham de la fragilidad del cuerpo humano en la carretera y de la prudencia que debemos tener al volante. La exhibición de Graham ha comenzado ya en Melbourne, donde estará hasta el próximo 8 de agosto, cuando pasará a visitar otras ciudades del Estado de Victoria.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios