20 de Septiembre de 2018

Mundo

Michelle Bachelet regresa con más poder a la Presidencia

Con de 63 años de edad, la sobreviviente de la dictadura asume este martes, por segunda vez, las riendas de la nación chilena.

Michelle Bachelet incorporará por primera vez a su gabinete al Partido Comunista que ocupará las carteras del Servicio Nacional de la Mujer y la subsecretaría del Trabajo, y que después de 40 años vuelve al Gobierno. (Internet)
Michelle Bachelet incorporará por primera vez a su gabinete al Partido Comunista que ocupará las carteras del Servicio Nacional de la Mujer y la subsecretaría del Trabajo, y que después de 40 años vuelve al Gobierno. (Internet)
Compartir en Facebook Michelle Bachelet regresa con más poder a la PresidenciaCompartir en Twiiter Michelle Bachelet regresa con más poder a la Presidencia

Agencias
SANTIAGO DE CHILE, Chile.- La médica pediatra socialista Michelle Bachelet, de 63 años, asume este martes por segunda vez en Chile el mando de la nación, tras haberse impuesto a la derecha con una abrumadora mayoría de casi el 63 por ciento de los votos, según informó el sitio web de ANSA latina. 

Apoyada por una coalición de centro izquierda más amplia de la que gobernó durante 20 años (1973-1990), Bachelet incorporará por primera vez a su gabinete al Partido Comunista que ocupará las carteras del Servicio Nacional de la Mujer y la subsecretaría del Trabajo, y que después de 40 años vuelve al Gobierno. 

Los analistas coinciden en que a La Moneda llega una "nueva Bachelet", "mucho más empoderada", con una vasta experiencia "no sólo de Gobierno sino de conocimiento de los manejos de la política internacional que obtuvo durante la presidencia de ONU Mujeres" (2010-2013), señaló a ANSA el analista político Guillermo Holzmann.

Según Holmann, Bachelet tiene "una visión pragmática del socialismo" y está consciente de que la desigualdad imperante en Chile no puede dar paso a "experiencias revolucionarias" sino que tiene que combatirse con políticas públicas. "Ella está en una visión de ciudadanía que va más allá de la interpretación socialista", opinó el especialista. 

Considerada hace cuatro años como una Presidenta con escasa experiencia política, por cuanto nunca ha pasado por el Parlamento, esta vez ha impuesto su sello personal en la nominación del gabinete escogiendo nuevas figuras, menores de 50 años, y con voluminosos currículum técnicos para gobernar por los próximos cuatro años. 

Bachelet saltó al escenario político en el año 2000 cuando el presidente Ricardo Lagos la nombró ministra de Salud y la visibilizó al exigirle terminar con las listas de esperas en los hospitales en un plazo de 100 días. 

Aunque no lo cumplió, su estilo cercano y acogedor, empezó a calar en la ciudadanía. En enero de 2002 fue designada Ministra de Defensa, la primera mujer latinoamericana en este cargo, donde nuevamente se destacó al subirse a un tanque durante las inundaciones de la capital en ese año y socorrer a la ciudadanía. 

En enero de 2002, Bachelet fue designada Ministra de Defensa, la primera mujer latinoamericana en ese cargo

Bachelet se catapultó entonces como la figura más popular del gabinete, de acuerdo a todas las encuestas. 

Así, en mayo de 2005 corría como candidata presidencial para encabezar un cuarto gobierno de la exitosa coalición de centro izquierda, la Concertación de Partidos Por la Democracia. 

Ganó los comicios en segunda vuelta con el 53,5 por ciento de los votos por sobre su contendor, Sebastián Piñera.

No sólo era la primera mujer en llegar a tan algo cargo del país, sino que era la hija del general Alberto Bachelet, quien murió en la excárcel pública luego de una brutal sesión de torturas. 

El general Bachelet, quien se negó a adherir al Golpe de Estado, había sido nombrado por el presidente Salvador Allende en la Oficina de Distribución de Alientos, que tuvo que hacer frente al desabastecimiento de los años 72 y 73. 

Michelle Bachelet y su madre, Angela Jeria, debieron enfrentar la represión siendo detenidas en 1975 por agentes de la DINA que las llevaron hasta el centro clandestino de torturas de Villa Grimaldi. 

Gracias a la presión eclesiástica fueron liberadas al mes debiendo salir al exilio a la exRepública Democrática Alemania, donde Michelle terminó sus estudios de Medicina.

De regreso en Chile, en los años 80 la médica se incorporó a las organizaciones de apoyo a las víctimas de la dictadura. 

Con su regreso a La Moneda, la historia vuelve a la memoria sobre todo cuando la presidenta del Senado, Isabel Allende -hija del extinto presidente Salvador Allende- le ponga la banda presidencial, en un acto del que la misma Bachelet ha expresado que "nuestros padres estarían orgullosos". 

El analista Guillermo Holzmann dijo a ANSA que, con esta imagen republicana, la izquierda chilena se recupera simbólicamente del paréntesis político que significó la dictadura, al recibir Bachelet el mando de las manos de la hija del Presidente cuyo gobierno fue truncado por los militares.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios