17 de Diciembre de 2018

Mundo

Migrante mexicano mata para seguir viviendo en la cárcel

Roberto Venegas Fernández, quien ingresó ilegalmente al país, asesinó a un compañero de celda "porque no tenía a dónde ir".

Roberto Venegas Fernández y su víctima, Michael Patrick McNaughton, a quien mató el 16 de noviembre. (Agencias)
Roberto Venegas Fernández y su víctima, Michael Patrick McNaughton, a quien mató el 16 de noviembre. (Agencias)
Compartir en Facebook Migrante mexicano mata para seguir viviendo en la cárcelCompartir en Twiiter Migrante mexicano mata para seguir viviendo en la cárcel

Agencias
FLORENCE, Arizona, EU.- Como si fuera guión para película de Hollywood, un ciudadano mexicano que vive ilegalmente en Estados Unidos mató a un compañero de celda con el objeto de continuar preso, dijeron el martes autoridades.

Según publica The Associated Press, la Oficina del Alguacil del condado Pinal informó que recomendó a la fiscalía que encause a Roberto Venegas Fernández, de 43 años, por homicidio intencional por la muerte de Michael Patrick McNaughton, de 55 años, ocurrida el 16 de noviembre.

Ambos habían sido arrestados por el Servicio Federal de Alguaciles, que dijo que eran del área de San Diego y estaban en una prisión de Corrections Corp. of America en Florence a la espera de ser transferidos al Buró de Prisiones.

El asesinato ocurrió durante lo que se reportó originalmente como una pelea entre ellos.

Sin embargo, el alguacil Paul Babeu afirmó que Venegas le dijo a los investigadores que ahorcó y pisoteó a McNaughton porque "le gusta estar en prisión y teme salir en libertad, en vista de que no tiene a dónde ir".

"Roberto buscaba la manera de quedarse en la cárcel, entonces, mientras la víctima estaba sentada en su cama lo ahorcó hasta que se desplomó al piso. Saltó sobre su cabeza y continuó ahorcándolo hasta que parecía haber muerto", dijo Babeu en un comunicado divulgado por su oficina.

El portavoz del alguacil Tim Gaffney dijo que Venegas no tiene abogado.

Estaban sentenciados

Los documentos judiciales indicaban que McNaughton había sido condenado a seis años y medio de prisión en una corte federal de San Diego después de declararse culpable en un caso de pornografía infantil, en tanto que Venegas es un ciudadano mexicano sentenciado a ocho meses de cárcel por haber reingresado ilegalmente al país después de haber sido deportado.

Un agente del FBI dijo en los documentos judiciales que McNaughton había compartido docenas de fotos con el agente por internet y que cientos de fotos de niños realizando actos sexuales fueron halladas en su residencia.

A su vez, un agente de la Patrulla Fronteriza dijo que documentos judiciales señalaron que Venegas fue arrestado tras haber subido por la valla fronteriza entre México y Estados Unidos cerca de un punto de entrada en Calexico, California, el 12 de junio.

Además, Venegas había sido deportado a su país el 26 de enero de 1998, dijo el agente.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios