20 de Mayo de 2018

Mundo

'Casi libres', cientos de inmigrantes en Nuevo México

Unos 800 indocumentados fueron liberados pero deberán presentarse ante un juez que definirá su situación legal.

De los más de mil migrantes detenidos en Nuevo México, unos 370 fueron deportados a sus países de origen. (abqjournal.com)
De los más de mil migrantes detenidos en Nuevo México, unos 370 fueron deportados a sus países de origen. (abqjournal.com)
Compartir en Facebook 'Casi libres', cientos de inmigrantes en Nuevo MéxicoCompartir en Twiiter 'Casi libres', cientos de inmigrantes en Nuevo México

Agencias
ARTESIA, Nuevo México.- La mayoría de los aproximadamente 1,200 inmigrantes centroamericanos detenidos en un centro del sureste de Nuevo México en los últimos seis meses han sido liberados, informaron el lunes las autoridades.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) indicó que más de dos terceras partes de los inmigrantes fueron puestos en libertad antes de que el centro de Artesia cerrara sus puertas la semana pasada, reportó AP con datos del periódico Albuquerque Journal.

Esas personas, cuyo número supera las 800, tienen citas en los tribunales ante un juez de inmigración. Unos 370 inmigrantes adicionales fueron deportados y 15 personas serán reubicadas a un nuevo centro de detención de familias en Karnes, Texas, dijo Leticia Zamarripa, portavoz del ICE.

Funcionarios de la Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) en Nuevo México dicen que la mayoría de los inmigrantes planean solicitar asilo, mientras que otros desean defender sus casos en los tribunales.

Defensores de los inmigrantes dicen que con frecuencia las familias vienen huyendo de la violencia de las drogas o las pandillas en Centroamérica y deberían ser liberadas para que se reúnan con familiares en Estados Unidos, en vez de mantenerlas detenidas. Para cumplir los requisitos de asilo, los inmigrantes deben demostrar "un temor creíble de persecución" en una entrevista y ante un juez.

Cifra disparada

El gobierno del presidente Barack Obama ordenó abrir dos nuevas instalaciones en Texas en medio de la ola de inmigrantes que cruzaban la frontera con México. El centro de Dilley puede albergar hasta a 2,400 mujeres y niños, mientras que el de Karnes tiene espacio para 1,200.

El gobierno ha dicho que desea enviar el mensaje de que los inmigrantes que crucen la frontera sin permiso serán deportados. 

La cifra de familias que han sido detenidas cruzando la frontera de Texas con México se disparó este año a más de 52,000, un alza de 600%, según la Policía de Aduanas y Protección Fronteriza.

Stephen Manning, un abogado de Portland, Oregon, organizó a más de 330 abogados para que representaran gratis a las familias detenidas en Artesia en julio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios