19 de Septiembre de 2018

Mundo

Papa: ante problemas, ni pastillas ni tragos ayudan

Cuando se sufre, o cuando se halla en la desolación espiritual, se debe ayudar con el silencio y la plegaria ante el Padre, dijo Francisco.

Cuando nos sentimos perdidos es mejor rogarle a Dios con insistencia, exhortó el Papa Francisco durante una misa a las Hermanas Vicentinas, Hijas de la Caridad, quienes sirven en la Casa de Santa Marta. (Archivo/AP)
Cuando nos sentimos perdidos es mejor rogarle a Dios con insistencia, exhortó el Papa Francisco durante una misa a las Hermanas Vicentinas, Hijas de la Caridad, quienes sirven en la Casa de Santa Marta. (Archivo/AP)
Compartir en Facebook Papa: ante problemas, ni pastillas ni tragos ayudanCompartir en Twiiter Papa: ante problemas, ni pastillas ni tragos ayudan

Agencias
CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco advirtió hoy que "no ayuda pensar en resolver la angustia con una pastilla o con tragos", informa la agencia Ansa Latina.

Lo dijo durante la misa que dedicó a las Hermanas Vicentinas, Hijas de la Caridad, quienes sirven en la Casa de Santa Marta, al comentar un pasaje de Job, en el que perdió a todos sus hijos y fue abandonado por los amigos y se siente al borde de un abismo. 
Justamente hoy se celebra la fiesta de San Vicente de Paul por lo que el Pontífice recordó a la congregación en el Vaticano con un servicio religioso difundido por Radio Vaticana.

"La desolación espiritual es una cosa que nos sucede a todos nosotros, puede ser más fuerte, más débil...Pero, este estado del alma oscuro, sin esperanza, desconfiado, sin ganas de vivir, sin ver el final del túnel, con tantas agitaciones en el corazón y las ideas. La desolación espiritual se hace sentir como si tuviéramos el alma aplastada: falla, falla y no quiere vivir, ¡Mejor es la muerte", recordó así Francisco la palabra de Job. 

"Mejor morir que vivir así. Debemos entender cuando nuestro espíritu se halla en esta tristeza prolongada, que casi no da respiro: a todos nosotros nos pasa esto", prosiguió el Papa. Pensar en resolver la angustia con una "pastilla" o con "tragos", dijo Francisco, "no ayuda".

"Qué debemos hacer cuando vivimos momentos oscuros, por una tragedia familiar, una enfermedad, algo que nos deprime", dijo el Papa. "Algunos piensan tomar una píldora para dormir y alejarse de los hechos, o tomar dos, tres, cuatro tragos, sin tener en cuenta que cuando nos sentimos perdidos es mejor rogarle a Dios con insistencia".

Hace falta rezar, como dijo Job, "gritar día y noche hasta que Dios preste oídos", instó Francisco. "Silencio, presencia y plegaria", sugirió, para estar cercanos a quienes estén en una situación difícil.

"Cuando una persona sufre, cuando se halla en la desolación espiritual, se debe hablar lo menos posible y ayudar con el silencio, la cercanía, las caricias, la plegaria ante el Padre", prosiguió Jorge Mario Bergoglio.

Además "saber acompañar a las personas que sufren malos momentos de tristeza y desolación espiritual es una gracia", y el Papa pidió rezar para obtenerla.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios