23 de Septiembre de 2018

Mundo

Misuri, un polvorín tras toque de queda

Tras la muerte de un adolescente negro baleado por un policía, las autoridades hieren a una manifestante y arrestan a siete más.

Agentes de Policía ante manifestantes que desobedecieron el toque de queda de medianoche y se reunieron en West Florissant Avenue en Ferguson, Missouri (EFE).
Agentes de Policía ante manifestantes que desobedecieron el toque de queda de medianoche y se reunieron en West Florissant Avenue en Ferguson, Missouri (EFE).
Compartir en Facebook Misuri, un polvorín tras toque de quedaCompartir en Twiiter Misuri, un polvorín tras toque de queda

Agencias
FERGUSON, Missouri.- Una persona recibió un disparo y siete fueron arrestadas este domingo, informaron las autoridades, después de que la policía utilizó humo y gases lacrimógenos para imponer un toque de queda en el suburbio de San Luis donde un adolescente negro fue baleado este sábado 9 de agosto por un policía blanco mientras caminaba por la calle.

El capitán Ron Johnson, de la Policía de Carreteras de Missouri, dijo en rueda de prensa que la policía todavía está buscando a la persona que disparó e hirió de gravedad a la víctima y defendió la respuesta estratégica de su departamento que se produjo después de que a la medianoche entró en vigor un toque de queda hasta las 5:00 horas en Ferguson, Missouri, informa The Asocciated Press. 

Johnson dijo que la fuerte respuesta se precipitó por dos acontecimientos.

Señaló que las personas que habían irrumpido en un restaurante y tomado posiciones en la azotea con vistas a la policía que se acercaba era una preocupación estratégica. Otra involucraba a un hombre que exhibió un arma de fuego en el medio de la calle mientras vehículos blindados se acercaban a la multitud.

Añadió que alguien también le disparó a una patrulla, pero ningún agente resultó herido.

Cientos de manifestantes se marcharon pacíficamente antes de que entrara en vigor el toque de queda en Ferguson, donde Michael Brown, de 18 años, murió baleado el 9 de agosto. Su muerte ha provocado protestas, disturbios y reclamos por violaciones de los derechos civiles.

Pero los manifestantes restantes se negaron a abandonar la zona y cantaban "si no hay justicia no hay toque de queda". Mientras cinco vehículos blindados se acercaban a la multitud, los agentes hablaban a través de un altavoz: "Usted está violando el toque de queda impuesto por el estado, debe dispersarse inmediatamente. Si no lo hace puede resultar en arresto".

Disparos

Mientras los agentes se ponían máscaras de gas, un canto comenzó a surgir de la multitud distante: "Tenemos el derecho a reunirnos pacíficamente".

Un momento después, la policía comenzó a disparar latas contra la multitud de manifestantes.

El portavoz de la Patrulla de Carreteras John Hotz dijo inicialmente que la policía sólo usó humo, pero después le dijo a The Associated Press que también lanzaron latas de gas lacrimógeno. "Obviamente, estamos tratando de darles todas las oportunidades para cumplir con el toque de queda", añadió.

Jayson Ross, que lideraba a los manifestantes hacia la policía antes de que lanzaran las latas, dijo: "Ellos tienen armas. Nosotros tenemos armas. Estamos listos".

Los disturbios entre la policía y manifestantes se producen después de que el gobernador Jay Nixon declaró el sábado el estado de emergencia en Ferguson.

A pesar de las fuertes lluvias y relámpagos, cientos de manifestantes se reunieron el sábado en una concurrida vía que ha sido escenario de enfrentamientos anteriores con la policía. Decenas de agentes, una presencia mucho más visible que la noche anterior, estaban vigilando, entre ellos algunos con escudos.

Fuera saqueadores

Al momento de anunciar el toque de queda, el gobernador Nixon dijo que pese a que muchos manifestantes realizaban las protestas de manera pacífica, el estado no permitirá que saqueadores pongan en peligro a la comunidad.

"Primero debemos tener y mantener la paz. Esta es una prueba. Los ojos del mundo están sobre nosotros", dijo Nixon. "No podemos permitir que la mala voluntad de unos cuantos socave la buena voluntad de muchos".

El anuncio se dio luego que las tensiones se avivaron de nuevo en Ferguson el viernes por la noche. La policía local identificó durante el viernes al agente que disparó contra Brown como Darren Wilson y difundió documentos y el video de la cámara de vigilancia de una tienda con los que las autoridades alegan que Brown asaltó una tienda poco antes de ser baleado. La policía aseguró que Wilson desconocía que Brown era sospechoso de robo al momento en que lo encaró mientras el adolescente caminaba sobre una calle en compañía de un amigo.

Nixon indicó que el Departamento de Justicia de Estados Unidos está ultimando su investigación de derechos civiles sobre el tiroteo.

Los parientes de Brown afirmaron que ningún robo justificaba balear al adolescente si ya tenía las manos en alto. Los abogados de la familia dijeron que los padres de Brown estaban estupefactos ante las acusaciones y la difusión del video.

La muerte de Brown ha provocado varios días de enfrentamientos. Las tensiones se aliviaron el jueves después de que Nixon asignó la vigilancia de los manifestantes a la patrulla de caminos de Missouri. Pero el viernes por la noche volvió a estallar la violencia.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios