23 de Septiembre de 2018

Mundo

Primero fueron sus víctimas, ahora son cómplices de Boko Haram

La milicia nigeriana indica que algunas de las mujeres rescatadas de manos de los yihadistas se comunican con ellos por las noches.

El grupo de más de 200 mujeres y niñas permanecieron casi un año cautivas en manos de los yihadistas de Boko Haram. (AP)
El grupo de más de 200 mujeres y niñas permanecieron casi un año cautivas en manos de los yihadistas de Boko Haram. (AP)
Compartir en Facebook Primero fueron sus víctimas, ahora son cómplices de Boko HaramCompartir en Twiiter Primero fueron sus víctimas, ahora son cómplices de Boko Haram

Agencias
YOLA, Nigeria.- Los 275 mujeres, niñas y menores que fueron rescatados de Boko Haram y llevados a un campo de refugiados en el noreste de Nigeria, han sido colocados bajo vigilancia militar luego de que surgieran sospechas de que están brindando ayuda a los extremistas islámicos, dijo el miércoles un funcionario del campamento y un oficial de inteligencia militar de Nigeria.

Aseguran que el grupo fue llevado el martes por los soldados desde el Campamento Malkohi hacia el aeropuerto de Yola, donde abordaron un avión militar con rumbo desconocido, informó The Associated Press.

El vocero de la Agencia para el Manejo Nacional de Emergencias, Sani Datti, quien está a cargo del campamento, estaba consciente de que los soldados se llevaron al grupo pero no recibió más información sobre un "asunto completamente militar".

El portavoz de la 23ra Brigada armada del ejército en Yola no pudo ser contactado de inmediato para comentar al respecto.

Un oficial de inteligencia dijo que el movimiento se debe a temores de que algunas de las mujeres se estaban comunicando por las noches con elementos de Boko Haram. Las autoridades del campamento señalaron que las sospechas se ventilaron durante sesiones de terapia. Ambas fuentes solicitaron anonimato debido a la naturaleza sensible del tema.

Inspiración

El grupo -en el que se incluyen 67 mujeres y niñas y el resto jóvenes niños- llegó a Malkohi el 2 de mayo.

Narraron a The Associated Press desgarradoras historias sobre su cautiverio y el trauma del rescate de un campamento en la jungla de Sambisa, donde los miembros de Boko Haram mataron a varios de ellos a pedradas. Otros murieron al ser atropellados accidentalmente por un vehículo militar blindado, y tres mujeres más fallecieron cuando explotó una mina terrestre. Todos los niños que fueron rescatados estaban presentaban desnutrición grave.

Una de las jóvenes mujeres, Binta Ibrahim, contó cómo a sus 16 años rescató a tres niños de entre 2 y 4 años de edad, y los cuidó durante un año en cautiverio de Boko Haram, y luego los llevó consigo al campamento de refugiados.

Los actos humanitarios de Ibrahim conmovieron de tal forma a la embajadora estadounidense, Samantha Power, que la llamó una inspiración durante un discurso que ofreció durante la ceremonia de graduación de la Universidad de Pennsylvania a inicios de semana.

"Binta es musulmana. Los tres niños que rescató son cristianos. No encuentro un rechazo más poderoso a la perversión del Islam de Boko Haram que el amor de Binta a esos niños", dijo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios