21 de Julio de 2018

Mundo

Mortal ataque en Universidad de Kenia

(Actualización) más de 70 personas murieron en el colegio universitario Garissa, en el noreste del país, informó el Ministerio del Interior.

Estudiantes del colegio universitario de Garissa se refugian en un auto del ataque de hombres armados a las instalaciones del colegio, el 2 de abril de 2015. (Foto AP)
Estudiantes del colegio universitario de Garissa se refugian en un auto del ataque de hombres armados a las instalaciones del colegio, el 2 de abril de 2015. (Foto AP)
Compartir en Facebook Mortal ataque en Universidad de KeniaCompartir en Twiiter Mortal ataque en Universidad de Kenia

Agencias
NAIROBI, Kenia. Hombres armados del grupo islamista radical somalí Al-Shabab atacaron un colegio universitario en el noreste de Kenia a primera hora del jueves, con estudiantes cristianos como objetivo, y mataron a más de 70 personas, informó el jueves el ministro del Interior, Joseph Nkaissery, según publica The Associated Press.

Nkaissery agregó que 79 personas resultaron heridas en el ataque del jueves por parte de los milicianos. Dijo que cuatro supuestos atacantes han muerto.

Mientras las fuerzas de seguridad tenían acorralados a los pistoleros en uno de los alojamientos del colegio universitario Garissa donde podrían tener rehenes, los sobrevivientes describieron a la Associated Press una escena aterradora, donde la gente era asesinada a tiros sin piedad y las balas silbaban en el aire mientras corrían para ponerse a salvo.

Collins Wetangula, vicepresidente del sindicato de estudiantes, dijo que se estaba preparando para tomar una ducha cuando escuchó los disparos procedentes de la residencia Tana, que aloja tanto a hombres como a mujeres, a unos 150 metros (yardas) de distancia. El campus tiene seis edificios para alojar a estudiantes agregó, apuntando que al menos 887 personas estudian en el centro.

Al escuchar los disparos se encerró junto a tres compañeros en su habitación, contó.

"Todo lo que podía oír eran pisadas y disparos y nadie gritaba porque pensaban que eso llevaría a los pistoleros a saber dónde estaban", dijo Wetangula. "Los asaltantes decían `sisi ni al-Shabab' ('Somos al-Shabab' en suajili)".

Cuando llegaron a su edificio pudo oír como abrían puertas y preguntaban si los que se escondían dentro eran musulmanes o cristianos.

"Si eras cristiano te disparaban en el acto", dijo. "Con cada disparó pensé que iba a morir".

La Universidad de Garissa abrió sus puertas en 2011 y es el único lugar de la educación superior en la región. Tiene alrededor de 700 estudiantes de todo el país.

Reivindicación de al-Shabab

Un portavoz de al-Shabab dijo que el ataque en curso era obra suya. Ali Mohamud Rage dijo en un mensaje emitido por radio que combatientes del grupo estaban llevando a cabo una operación militar "pesada" dentro del campus.

Fuerzas de seguridad de Kenia estaban intentando desalojar a los pistoleros de al menos un edificio donde podrían tener rehenes.

Un presunto extremista fue arrestado mientras intentaba huir de la escena del asalto, dijo el ministro del Interior, Joseph Nkaissery, en una conferencia de prensa en Nairobi.

El fuerte tiroteo obligó a muchos estudiantes a permanecer en el interior mientras los que huían recibían disparos de los atacantes.

A la hora en la que comenzó el ataque - las 5:30 de la madrugada - en la mezquita de la universidad se celebraba el rezo matinal y los estudiantes allí reunidos no fueron atacados, agregó.

Algunos de los heridos más graves fueron trasladados por aire a la capital del país, Nairobi, dijeron autoridades.

Residentes de la zona donaron sangre en el exterior del hospital de Garissa a la sombra de un árbol.

Policía y ejército rodearon los edificios y estaban tratando de asegurar la zona, explicó el agente de policía Musa Yego a la Associated Press.

La semana pasada al-Shabab reclamó la autoría de un asedio mortal a un hotel de Mogadiscio en el que murieron al menos 24 personas, incluyendo seis atacantes. 

El asalto duró más de 12 horas mientras las fuerzas de seguridad somalíes intentaban expulsar a los pistoleros que habían tomado el control de partes del hotel Maka-al-Mukarramah de la capital somalí.

Otros ataques del grupo islámico

Al-Shabab también atacó el centro comercial Westgate de Nairobi en 2013, matando a docenas de personas.

El norte y el este de Kenia, que limitan con Somalia, se han visto afectados por ataques atribuidos al grupo islamista radical somalí al-Shabab, vinculado a Al Qaeda. Los insurgentes prometieron venganza por el envío de soldados keniatas a Somalia.

Kenia envió tropas al país vecino en 2011 para combatir a los extremistas de al-Shabab luego de ataques transfronterizos.

El mes pasado, al-Shabab dijo ser responsable de ataques en el condado de Mandera, en la frontera somalí, en los que murieron 12 personas. Cuatro de ellas fallecieron en un asalto al convoy del gobernador de la región, Ali Roba.

Al-Shabab llevó a cabo ataques a gran escala en Mandera el año pasado. Los radicales secuestraron un autobús e identificaron a 28 no musulmanes a los que obligaron a tumbarse en el suelo antes de dispararles en la cabeza. Diez días después, 36 trabajadores no musulmanes de una cantera fueron asesinados por los insurgentes.

Las estadísticas policiales apuntan que 312 personas murieron en ataques de al-Shabab en Kenia entre 2012 y 2014. En ese mismo periodo, 38 personas fueron asesinadas y 149 resultaron heridas en Garissa.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios