10 de Diciembre de 2018

Mundo

Por su religión muere de hambre... y de fe

Antonella Mirabelli, de 19 años, víctima de anorexia, se negó a recibir tratamiento; su madre y abuela consideraban suficiente la ayuda de Dios.

Antonella Mirabelli tenía 19 años de edad. (Facebook Verónica Rodríguez Roca)
Antonella Mirabelli tenía 19 años de edad. (Facebook Verónica Rodríguez Roca)
Compartir en Facebook Por su religión muere de hambre... y de feCompartir en Twiiter Por su religión muere de hambre... y de fe

Agencias
BUENOS AIRES, Argentina.- En otro caso de creencia religiosa llevada al extremo, una joven de 19 años que padecía anorexia nerviosa falleció en Argentina tras negarse, al igual que su madre y su abuela, a recibir el tratamiento médico necesario para su enfermedad por motivos religiosos, informaron el miércoles medios locales, según publicó el sitio web de Milenio .

Antonella Mirabelli murió el pasado sábado en la localidad de Rosario del Tala, en la provincia de Entre Ríos (al centro de Argentina), a pesar de que su padre Cristián Mirabelli, divorciado hace seis años de Verónica Rodríguez, madre de la joven, recurriera a la Justicia en varias ocasiones para que fuera internada.

La madre y la abuela de Antonella, con quienes vivía, decidieron no recibir atención médica ya que consideraban suficiente la ayuda de Dios, una opinión que la joven compartía con ellas.

"Teníamos la fe de que ella sería restaurada, como en otras circunstancias el Señor la había librado de esquizofrenia y trombosis", dice una carta que su madre, identificada como Verónica Rodríguez Roca, escribió tras la pérdida de su hija, según dio a conocer el sitio actualidad rt.

“Mi nieta era muy emprendedora, era hermosa. (Dios) La liberó dos veces: a los 14 años de una esquizofrenia, después de una trombosis. Pensamos que ahora también la iba a liberar”, declaró a su vez la abuela.

Cristián Mirabelli, el padre, viéndola cada vez más enferma, solicitó en 2012 la intervención de la Justicia, pero el proceso quedó paralizado ya que la chica era mayor de edad y estaba en plenitud de sus facultades mentales.

Tras el fallecimiento de Antonella, su padre inició los trámites para que se investiguen las causas de la muerte y quiere asegurarse de que lo sucedido no se repita si cualquiera de sus otras seis hijas enferma.

El dato

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios