19 de Octubre de 2018

Mundo

Muere el último codificador navajo

Chester Nez, quien perteneció al grupo de indígenas que desarrollaron un código indescifrable durante el conflicto bélico, falleció a los 93 años.

Nez siempre declaró estar muy orgulloso por el rol que tuvo en desarrollar el código. (nativenewsonline.net)
Nez siempre declaró estar muy orgulloso por el rol que tuvo en desarrollar el código. (nativenewsonline.net)
Compartir en Facebook Muere el último codificador navajoCompartir en Twiiter Muere el último codificador navajo

Agencias
WASHINGTON, DC.- Chester Nez, el último del grupo de indígenas navajos que durante la II Guerra Mundial desarrollaron un código basado en su idioma para mandar mensajes que no pudiesen ser descifrados por las tropas japonesas, murió en Albuquerque, en el estado de Nuevo Mexico, Estados Unidos, a los 93 años de edad.

El hijo de Nez dijo que su padre murió serenamente mientras dormía, en su casa de Albuquerque: "Era el último de una gran era, una gran parte de la historia de Estados Unidos", sostuvo.

De acuerdo con el sitio web ansa.it, Nez era el último sobreviviente del núcleo inicial de 29 navajos reclutados por los marines norteamericanos después del ataque japonés a Pearl Harbor. Su objetivo era crear un código para transmitir mensajes cifrados en las comunicaciones militares: ellos lo elaboraron con la antigua lengua de sus antepasados, casi extinguida.

Los mensajes cifrados, los cuales transitaron por los teléfonos y radios de todo el Pacífico, nunca pudieron ser entendidos por los criptógrafos japoneses

La idea era que los japoneses no pudiesen entenderlas aunque las interceptasen. Nez y los demás navajos seleccionados para este proyecto pasaron encerrados en una habitación búnker 13 semanas.

Al final crearon un diccionario de 200 términos y un alfabeto basada en el idioma que cuando eran niños se les había prohibido hablar en la escuela.

Hollywood rodó en 2002 una película sobre la misión de los "code talker", titulada Windtalkers, dirigida por John Woo y protagonizada por Nicolas Cage. 

Los "code talkers" o locutores de claves piel roja llegaron a ser 400 al final de la Segunda Guerra Mundial. "Sin ellos, los marines no habrían conquistado nunca Iwo Jima", dijo el general Howard Conner.

Los mensajes cifrados transitaron indemnes por los teléfonos y radios de todo el Pacífico y criptógrafos japoneses no lograron nunca entenderlos ya que el idioma inicial, que carecía de una forma escrita, se hablaba sólo en el suroeste de Estados Unidos y sólo una treintena de navajos lo conocían.

Nez siempre declaró estar muy orgulloso por el rol que tuvo en desarrollar el código, en el que sustituyeron términos militares con palabras navajo: tortuga, en navajo, se usaba para decir tanque, mientras un kamikaze era un gavilán, un avión espía un búho, y una nave crucero una ballena.

También una palabra podía ser utilizada para representar una letra en inglés. Nez y sus compañeros se mantuvieron en guardianes del código secreto, que no fue revelado hasta 1968, cuando dejó de ser información clasificada. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios