20 de Septiembre de 2018

Mundo

 / Ebola

Ébola cobra la vida de nueve Médicos Sin Fronteras

En total, 16 miembros de la organización internacional se han contagiado de la enfermedad al atender a pacientes infectados.

Trabajadores de salud con trajes protectores cargan el cadáver de una persona que se murió de ébola en una calle de Monrovia, Liberia. (Agencias)
Trabajadores de salud con trajes protectores cargan el cadáver de una persona que se murió de ébola en una calle de Monrovia, Liberia. (Agencias)
Compartir en Facebook Ébola cobra la vida de nueve Médicos Sin FronterasCompartir en Twiiter Ébola cobra la vida de nueve Médicos Sin Fronteras

Agencias
JOHANESBURGO, Sudáfrica.- La organización internacional de asistencia de salud Médicos Sin Fronteras dijo el martes que 16 de sus miembros se contagiaron de ébola y que nueve de ellos ya murieron.

La jefa de MSF en Sudáfrica, Sharon Ekambaram, dijo en conferencia de prensa que los trabajadores médicos recibieron una atención insuficiente de la comunidad internacional. Añadió que a pesar de la abundancia de promesas, la situación en los países afectados no mejoran.

"¿Dónde está OMS África? ¿Dónde está la Unión Africana?", se preguntó Ekambaram, quien trabajó en Sierra Leona de agosto a septiembre. "Hemos visto sus promesas en la prensa, pero hemos visto muy poco en el terreno".

Cuatro socorristas médicos de MSF que acababan de regresar de Sierra Leona y Liberia dijeron que se sentían frustrados al "correr detrás del brote", según Jens Pederson, asesor de la organización en asuntos humanitarios.

"Controlar el ébola no es tan complicado. Se requiere un control de infección básico y protección del personal", dijo Pederson y añadió que bastaban agua limpia, cloro y jabón para desinfectar una zona afectada.

Clínicas deciden rechazar a mujeres embarazadas debido al riesgo que supone el parto para el personal

Mientras las donaciones suelen ser de provisiones médicas, el apoyo psicológico y social es igualmente importante para enfermos aislados de sus comunidades y que han perdido a muchos de sus seres queridos, dijo Pederson. Los médicos dicen que el traje protector, con gruesa máscara, capucha y unas antiparras que ocultan los ojos dificulta la relación con el paciente.

Juli Switala, una pediatra de MSF que acababa de regresar de Sierra Leona, dijo que probablemente se ha subestimado el número de muertos porque muchas familias ocultan a sus miembros enfermos o agonizantes.

Más de cuatro mil personas ya murieron de ébola hasta el momento, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud.

Switala dijo que su equipo tomó con gran pesar la decisión de no resucitar a bebés que no fueran neonatos por miedo a que los fluidos corporales infectaran al personal.

La clínica en el pueblo sierraleonés de Bo decidió rechazar a mujeres embarazadas debido al riesgo que supone el parto para el personal.

La médica, que es sudafricana, dijo que la pandemia de VIH/Sida la preparó para el trabajo con ébola, aunque la muerte de los enfermos es mucho más rápida. "La parte más ardua es que uno nunca tiene un descanso para dejar de pensar en el ébola", dijo Switalaa, quien prevé regresar a Sierra Leona en los próximos días.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios