22 de Septiembre de 2018

Mundo

Mueren 15 reos por sospechosas 'causas médicas'

Expertos aseguran que el personal de la prisión ignora las quejas y dolencias de los reclusos.

Carmen Pérez muestra una foto de ella y su hijo fallecido Rolando,  quien tomaba medicamentos contra la epilepsia y estaba detenido en la prisión neoyorquina de Rikers Island cuando fue colocado en una celda de confinamiento. Dos días después falleció. (AP)
Carmen Pérez muestra una foto de ella y su hijo fallecido Rolando, quien tomaba medicamentos contra la epilepsia y estaba detenido en la prisión neoyorquina de Rikers Island cuando fue colocado en una celda de confinamiento. Dos días después falleció. (AP)
Compartir en Facebook Mueren 15 reos por sospechosas 'causas médicas'Compartir en Twiiter Mueren 15 reos por sospechosas 'causas médicas'

Agencias
NUEVA YORK, E.U.- Estas son las muertes en la prisión de Rikers Island, en Nueva York, que no generan - prisioneros con enfermedades, padecimientos y adicciones que sucumben a ataques cardiacos, infecciones y otras causas documentadas oficialmente como "médicas".

Pero cientos de documentos obtenidos por The Associated Press por medio de solicitudes de registros públicos provocan serios cuestionamientos sobre la calidad y premura de la atención médica que muchos de esos reclusos recibieron, en que el tratamiento - o la falta de tratamiento- fueron citados como factor en al menos 15 muertes en los últimos cinco años.

Entre ellas están:

- Un hombre de 36 años que padecía de severas convulsiones y que murió dos días después de haber sido colocado en confinamiento solitario sin acceso a medicamentos. Testigos dicen que le escucharon pedir a gritos sus medicinas.

- Un drogadicto de 59 años que no fue evaluado debidamente por un efecto secundario común de la metadona -estreñimiento- y murió a causa de una infección en el vientre.

- Un hombre de 32 años que murió a causa de una infección bacteriana en el estómago y los intestinos luego de presentar varios días sangre en los excrementos. Fue tratado solamente después que otros reclusos iniciaron una protesta.

- Un hombre de 20 años que murió de la una ruptura de una arteria cardíaca. Otro recluso dijo que oyó al hombre quejarse durante dos días de dolores en el pecho y dificultades para respirar.

Esos incidentes han hecho que las autoridades municipales evalúen la calidad de la atención médica en el sistema carcelario municipal, que alberga a unos 11,000 reclusos y si la compañía privada que tiene un contrato de tres años y 126.6 millones de dólares para ofrecer tratamiento, Corizon Health Inc., debería ser esencialmente despedida.

Expertos dicen que los problemas documentados por la AP son particularmente preocupantes porque Nueva York está mejor equipada que probablemente cualquier otro municipio para hacer frente a los problemas de salud los reclusos, porque cuenta con 1,180 trabajadores de la salud empleados por Corizon y la municipalidad, una visita obligatoria al médico en las primeras 24 horas de encarcelamiento, 30 clínicas que atienden a más de 112,000 pacientes al año y acceso a algunos de los mejores hospitales del país, que atendieron a más de 3,700 reclusos el año pasado.

Numerosos obstáculos

Los expertos dicen que en Nueva York y la mayoría de las cárceles del país hay numerosos obstáculos para ofrecer atención médica de calidad, en lo fundamental por la gran cantidad de reclusos pobres que llegan con enfermedades y adicciones no tratadas.

Otros factores son: normas que dan derecho a los reclusos a sólo "niveles mínimos" de servicio médico, con frecuencia menos de lo que se ofrece en el mundo exterior, presiones para mantener bajos los costos y guardias que son cínicos y desestiman las quejas de los reclusos.

"El sistema está estructurado para impedir que los prisioneros reciban la atención médica que necesitan", dijo Brad Brockman, que encabeza el Centro de Salud y Derechos Humanos para Prisioneros en la Universidad Brown.

El gobierno del alcalde Bill de Blasio ha comenzado calladamente discusiones sobre una alternativa a Corizon, el mayor proveedor de servicios médicos a prisiones en el país, dijeron dos funcionarios municipales.

Entre esos planes está reemplazar a Corizon completamente con servicios administrados por el gobierno municipal o contratar un hospital docente para administrar el sistema y poner a su disposición la cantidad de médicos necesaria.

Marti Adams, portavoz del alcalde, expresó en un comunicado que el gobierno ha comenzado "una revisión exhaustiva" de Corizon.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios