Decía que tenía cáncer, estafó a toda su familia

Con mentiras y falsos estudios, Jasmin Mistry, de 36 años fingió tener cáncer cerebral.
|
Todo se acabo cuando una amiga de su marido descubrió el escáner cerebral de la mujer en internet. (Foto: Internet)
Todo se acabo cuando una amiga de su marido descubrió el escáner cerebral de la mujer en internet. (Foto: Internet)

Agencia
LONDRES.- Una mujer de 36 años fue condenada en el Reino Unido a cuatro años de cárcel por mentir a sus familiares y amigos sobre que padecía un cáncer cerebral y estafarles con 250 mil libras ( unos 6 millones 355 mil pesos mexicanos) para el supuesto tratamiento que nunca existió.

La corte de Snaresbrook sentenció a la mujer, identificada como Jasmin Mistry, al considerar probado que engañó a sus allegados con el fin de lucrarse, mostrándoles mensajes ficticios de un médico y escáneres cerebrales que descargó de Google, informó Excélsior. 

La Policía británica dijo en el juicio que Mistry, de Leicestershire (Inglaterra), mintió primero a su marido, en 2013, diciéndole que tenía cáncer y enseñándole un mensaje falso de Whatsapp que supuestamente le había mandado su médico.

También te puede interesar: Curandero acusado de abuso ‘se rinde’ y entrega a la policía

En los siguientes mensajes falsos del especialista, este comunicaba a Mistry que solo le quedaban seis meses de vida a no ser que pudiera someterse a un tratamiento en Estados Unidos valorado en 500 mil libras (alrededor de 12 milllones 700 mil pesos).

Entonces su marido contactó con familiares y amigos para tratar de conseguir donaciones para costear el tratamiento, lo que le permitió recabar un total de 253 mil 122 libras ( unos 6 millones 400 mil pesos).

Las primeras sospechas sobre el fraude de la mujer comenzaron cuando una amiga de su marido descubrió el escáner cerebral de la mujer en internet.

Mistry fue detenida en noviembre de 2017 y confesó a la Policía que no padecía ninguna enfermedad terminal y que no sabía por qué había mentido.

La policía calificó el comportamiento de la acusada como "extraño" y "sorprendente", y aseguró que hizo "todo lo posible por manipular emocional y financieramente" a sus allegados, entre los que contabilizó veinte familiares y otras ocho personas ajenas a su familia.