18 de Septiembre de 2018

Mundo

La bajan del avión por tuitear que el piloto estaba ebrio

La aerolínea decidió no dejar abordar a Lisa Carter-Knigh, ya que podría propiciar un ambiente de inseguridad debido a los tuits que publicó.

La joven fue entrevistada por medios locales sobre el incidente con el vuelo de JetBlue. (CBS Philadelphia)
La joven fue entrevistada por medios locales sobre el incidente con el vuelo de JetBlue. (CBS Philadelphia)
Compartir en Facebook La bajan del avión por <i>tuitear</i> que el piloto estaba ebrioCompartir en Twiiter La bajan del avión por <i>tuitear</i> que el piloto estaba ebrio

Agencias
FILADELFIA, Pensilvania.- Una pasajera de la compañía JetBlue fue expulsada por relatar el retraso del despegue vía Twitter e insinuar que el capitán de vuelo estaba ebrio, lo que provocó que el piloto fuera sometido a una prueba de alcoholemia.

La pasajera afirmó haber sido expulsada de un vuelo de JetBlue que cubría la ruta Filadelfia-Boston por haber comentado lo que sucedía durante su retraso de tres horas a través de Twitter, según publica el sitio web actualidad.rt.com, que cita como fuente al 'Daily Mail'.

De acuerdo con la información, el incidente tuvo lugar la noche del pasado martes, cuando la pasajera en cuestión, Lisa Carter-Knight, comenzó a publicar mensajes en Twitter comentado el retraso que estaba sufriendo su vuelo.

En ese momento, otro pasajero comenzó a interactuar con ella comentando que había sido "una noche larga". "Espero que el bar del avión esté completamente equipado", comentó.

 

Al parecer, al leer la broma uno de los pilotos salió de su cabina para dirigirse al pasillo del avión. 

Allí informó a los pasajeros que debían abandonar el habitáculo por haberles "acusado de estar intoxicado". 

A continuación, el piloto anunció que una insinuación de tal calibre le obligaba a realizarse una prueba de alcoholemia previa al despegue del avión.

El vuelo de JetBlue estaba programado para despegar alrededor de las 20:30 horas, pero se retrasó más de tres horas debido a la realización de la prueba de alcoholemia. 

Mientras todo sucedía, la pasajera publicaba una serie de tuits en los que daba cuenta del retraso que estaba sufriendo el vuelo y en los que alegaba que el piloto acusó falsamente a los pasajeros de cuestionar su sobriedad.

 

Finalmente, el resultado de la prueba demostró que el comandante de vuelo estaba sobrio, de forma que pudo llevar a cabo su cometido. 

A pesar de que Lisa negó haber acusado al piloto de estar borracho ("simplemente estaba comunicando a mi familia que estaba preocupada que aún no habíamos despegado y seguía en Filadelfia"), no pudo despegar rumbo Boston ese día y hubo de esperar otro vuelo a la mañana siguiente con otra compañía.

JetBlue respondió a las quejas de la afectada: "No denegamos el acceso a un cliente por expresar las críticas de su experiencia en las redes sociales, sino si la tripulación considera que dicho pasajero puede propiciar un ambiente de inseguridad”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios