Insertó agujas en fresas australianas ¡por venganza!

La imputada es una refugiada vietnamita que supervisaba la recolección de frutas en una granja.
|
Una supervisora de recolectores de fresas de una granja australiana colocó agujas dentro de los frutos, en venganza por una queja laboral. (AP)
Una supervisora de recolectores de fresas de una granja australiana colocó agujas dentro de los frutos, en venganza por una queja laboral. (AP)

Agencia
CIUDAD DE MÉXICO.- My Ut Trinh, una exsupervisora de una granja de fresas en Australia, tomó represalias por una queja en su lugar de trabajo y colocó agujas en la fruta, según una audiencia preliminar en tribunal.

La mujer de 50 años fue arrestada el fin de semana por siete cargos de contaminación de las fresas tras una investigación policial nacional de alto perfil sobre las agujas de coser insertadas en las bayas antes de su comercialización, publica Huffington Post.

Si bien no se reportaron heridos por las agujas, la crisis se extendió a seis estados y a Nueva Zelanda.

También te puede interesar: Fresas ‘con piquete’ causan alarma en Australia

La industria multimillonaria de fresas en Australia sufrió grandes pérdidas financieras, por el retiro y destrucción de la fruta de supermercados.

Los principales distribuidores de alimentos de Nueva Zelanda retiraron las fresas australianas de las tiendas.

La jueza Christine Roney dijo que mientras los fiscales alegaban que My Ut Trinh estaba "motivada por el rencor o la venganza", no consideraría otorgar la fianza a la mujer hasta que las razones de sus acciones se aclaren.

El superintendente judicial Jon Wacker dijo a los reporteros antes de la audiencia en la corte, que se reportaron 230 incidentes en todo el país, lo que afectó a 68 marcas de fresas.  El temor se concentró en el estado de Queensland, donde se reportaron 77 incidentes.

Trinh fue la primera persona arrestada por este caso y podría enfrentar hasta 10 años de cárcel si es declarada culpable.

La imputada es una refugiada vietnamita que llegó en bote hace dos décadas y se convirtió en ciudadana australiana, Trinh trabajaba como supervisora de recolectores de frutas en la granja de fresas Berrylicious cerca de Caboolture, al norte de Brisbane, cuando supuestamente insertó agujas en la fruta entre el 2 y el 5 de septiembre pasado, de acuerdo con lo escuchado en la corte.